hoyporhoy_2014-05-21

Mientras la administración de Ricardo Martinelli se prepara para hacer reformas que solo unos pocos conocen a varias leyes vigentes en esa Asamblea Nacional que aún controla, la nueva administración de Juan Carlos Varela se apresta a desmantelar esos entuertos legislativos mediante los cuales el gobierno “del cambio” pretendía perpetuarse dentro del que fuera electo en las pasadas elecciones.

Martinelli armó un castillo de naipes que ahora se tambalea, porque sus intenciones al nombrar funcionarios más allá de su período nunca fueron el de un estadista –como uno esperaría– sino las de un vulgar oportunista que desde el principio de su mandato desechó la idea –y obligación constitucional– de dejar el poder al finalizar su período presidencial.

Y mientras ello ocurre, Martinelli sigue gestando proyectos de ley a la medida de sus intereses que aprueba un Gabinete que obedece fielmente al amo.

La nueva Asamblea Nacional cargará sobre sus hombros la grave responsabilidad de recuperar la institucionalidad perdida, esa que Martinelli y sus acólitos pisotearon como nunca antes se había hecho desde la recuperación de nuestra democracia en 1990.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código