hoyporhoy_2014-07-10

Es inconcebible que a estas alturas algunos alberguen dudas sobre la perversión consumada por el pasado gobierno en los asuntos públicos, con el fin de beneficiar a sus personeros, familiares o allegados, lo que le llevó incluso a torcer y manipular las políticas estatales cuando fue necesario para impulsar tales intereses.

En la medida en que se profundiza en el análisis, por ejemplo, de la crisis energética que terminaremos por pagar todos los ciudadanos, se descubre la manera tortuosa como esa administración dio fuelle al actual estado de cosas en dicho sector.

Lo confirma el titular de Economía y Finanzas al señalar que aquellos manejos fueron encubiertos “a través de un programa absurdo de subsidios que este año puede superar los $475 millones”.

Fueron muchas las acciones dirigidas por la camarilla de Palacio para crear las condiciones propicias que favorecieran sus negocios multimillonarios en diferentes áreas de la producción de energía, propósito este al que venía bien el caos angustioso provocado por sus desmanes, dentro de los cuales la falta de previsión pasaría por pecado venial.

Tiene ahora el gobierno la tarea de revertir el daño causado y tomar nota atenta de que el populismo subvencionador, definitivamente no es fórmula buena para administrar un país ni para gestionar un Estado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código