hoyporhoy_2014-10-19

En años recientes, miles de extranjeros han cruzado la frontera de Panamá con Colombia a pie, con destino a Estados Unidos y Canadá. Algunos de ellos empezaron su travesía en Nepal o en la India; otros en Somalia y Ghana. La gran mayoría, desde el Ecuador y Colombia iniciaron estas jornadas al margen de la ley y en la clandestinidad. Los llamados albergues que el Estado panameño mantiene en Metetí, La Miel y Puerto Obaldía representan la cortesía que el país les ofrece a estos visitantes.

La migración informal, la clandestinidad y la frontera porosa son temas incómodos para nuestra sociedad. Es obvio que el problema es cada vez más grande y rebasa con creces los recursos y esfuerzos que en estos momentos el Estado le ha asignado. Al parecer, el ébola y los temores que esta enfermedad despierta terminarán de complicar este panorama. Los migrantes merecen mejores condiciones de vida, y el país necesita mucha más tranquilidad sobre los controles de las personas que cruzan nuestras fronteras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código