Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

DESPRESTIGIO

Algo huele mal en la Corte: Gil Moreno

Las declaraciones del magistrado Harry Díaz no sorprenden a nadie. Era un secreto a voces. La intromisión del expresidente Martinelli en el poder judicial, principalmente en la Corte Suprema de Justicia, era historia ya sabida.

Lo sorprendente, lo que llama la atención, es la actuación de los dos magistrados recién nombrados y seleccionados entre los juristas más honestos, porque ellos debieron conocer muy bien la trayectoria del magistrado Ayú Prado. Nadie se explica qué motivo los indujo a cometer ese traspié. Tan grave es el asunto que uno de ellos hasta lo postuló. Pareciera que aquí hay “gato encerrao”, que es una expresión que se usa cuando hay razones o motivos ocultos.

Existe la impresión de que todo esto no es más que un plan fríamente calculado -no sabemos por quiénes- para favorecer a Ricardo Martinelli y vender la idea de que es un perseguido político y que el organismo que debe juzgarlo es una entidad desprestigiada por los escándalos y sin ninguna legitimidad, y que el mismo fiscal de la causa tampoco tiene la autoridad moral para llevar adelante un proceso, de por sí, ya viciado. Todo esto podría ser considerado por algunos sectores políticos, adversos a este gobierno, en el sentido de que el expresidente, más que un delincuente, es víctima de una conjura de sus enemigos, sin otro fin que llevarlo a la cárcel.

Por otro lado, la reelección del magistrado Ayú Prado como presidente de la Corte Suprema de Justicia (que en un principio fue rechazada por la sociedad y los grupos cívicos), parece haber pasado a un segundo plano, y más bien existe la impresión de que a quien quieren llevar al banquillo de los acusados es al propio Harry Díaz, que fue quien destapó la podredumbre que existe en la mal llamada Corte Suprema de Justicia, como queriendo decir: ¡“Que muera Sansón y todos los filisteos”! Ante esta situación, aquí lo que se impone es que sea el mismo Presidente de la República quien le exija (por el bien del país) la renuncia a todos los magistrados involucrados en este escándalo, incluyendo a los recién nombrados, porque si ahora han actuado de esa manera, cómo será después. “¡Sorpresas te da la vida”!

Reflexión: Se sabe que los magistrados, los procuradores, los ministros, los directivos del Canal y otros funcionarios de alto nivel, la mayoría de ellos, ganan mucho más en sus negocios particulares que en las posiciones que desempeñan en el gobierno. La pregunta obligada es: Si esto es así, ¿por qué aceptan el puesto? Será porque quieren servir al país? ¿O será porque ejercer el cargo es un medio de acrecentar sus fortunas? También se da el caso de muchos que entran limpios, salen millonarios, que fue la frase que acuñó Ricardo Martinelli en su campaña política. Claro que en todo esto hay excepciones, todavía existen personas honestas en este país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código