SISTEMA PENAL ACUSATORIO

La igualdad ante la ley: Luis Carlos Herrera M.

La sociedad ha sufrido diversos cambios a través de la historia, hemos pasado de una sociedad esclavista hasta la que es conocida como democrática (con sus altas y bajas), y el motor de todas estas transformaciones gira en torno al concepto de justicia. De este se puede decir que es un valor determinado por la sociedad, como mecanismo para lograr la armonía entre sus integrantes o, como diría el jurista Ulpiano: “La justicia es la voluntad constante y perpetua de dar cada uno lo que le corresponde”. Es el derecho a la vida, al trabajo, a la salud y a la libertad; pero sobre todas las cosas la igualdad ante la ley.

Ningún ser humano es igual ante otro, de la misma manera las bases de la sociedad se fundamentan en la desigualdad en distintos niveles, ya sean de ingreso, educación, trabajo u oportunidades. Precisamente, en la igualdad ante la ley radica el éxito del imperio de esta durante miles de años; independientemente si eres hijo de una cocinera, ante la ley eres igual que el hijo de un rey. El principio es que ante esta, todos somos iguales.

Los cambios que buscan mayor garantía de igualdad en materia legal provienen de los pueblos. Rara vez obedecen a iniciativas del Estado. Pero los más difíciles y, a su vez, los más beneficiosos se dan cuando surgen modificaciones producto de la necesidad planteada por el pueblo y acogida en hechos por el Estado. Como por ejemplo el Sistema Penal Acusatorio.

Este evita que el uso de un poder degenere en abuso; del principio de separación de las funciones procesales derivan las características esenciales del sistema acusatorio, que lo coloca estructuralmente en una posición de contraposición lógica a los caracteres que connotan el sistema inquisitorio.

En el Sistema Penal Acusatorio nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho.

Al Ministerio Público le corresponde la persecución de los delitos, exponiendo su tesis en forma orientadora, pero en ninguna forma decisoria; pues de lo contrario dicha facultad quedaría al arbitrio de alguna de las partes, siendo incongruente con nuestros principios constitucionales.

No basta solo con que se formule una acusación en términos unívocos y precisos, idóneos para denotar exactamente el hecho atribuido y para circunscribir el objeto del juicio y de la sentencia que le pondrá fin. También es necesario que la acusación cuente con el apoyo de pruebas plenas sobre la culpabilidad del imputado. Estos son algunos de los elementos que hacen del Sistema Penal Acusatorio una riqueza invaluable para la sociedad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código