GOBIERNO DEPREDADOR

Una implosión inevitable: Enrique Jaramillo Levi

Las noticias nacionales, salpicadas, un día sí y el otro también, de hechos entre inauditos y absurdos, nos van mostrando la imagen integral de un gobierno depredador cuyos desafueros suelen estar encubiertos o, para usar una palabra de moda en nuestro medio, soterrados, hasta tanto los descubre algún medio de comunicación y los pone sobre el tapete. De semblanza próspera, con rascar un poco la superficie se van viendo en el subsuelo las oquedades y los profundos vacíos recubiertos de aparente lucro y relumbrón.

Perdido todo respeto por las instituciones, burladas las leyes, intimidadas las autoridades responsables de dar cumplimiento a estas y castigo a su violación sistemática, incumplida la palabra empeñada y rotas las promesas de campaña en el terreno de la más elemental normativa ética, la incredulidad y el cinismo se han adueñado de buena parte de los ciudadanos para quienes las palabras oficiales se tornan solo remedos de verdades que de tan insostenibles ni a mentiras llegan.

Así, en el país de las apariencias, las arbitrariedades, las conveniencias y las impunidades, la desfachatez cotidiana se instala y, creyéndose inexpugnable, pretende hacerse fuerte en la plaza. La gran plaza del poder, se entiende. Sin comprender que, mezcla de viejos remiendos y de improvisados nuevos parapetos, y, por tanto, estructuralmente vulnerable bajo el peso de la maledicencia, habrá de desmoronarse desde adentro, al pulverizarse más temprano que tarde sus mismísimos cimientos.

Implosión sorprendente reforzada por la creciente y sostenida protesta ciudadana. Simultaneidad en que la descomposición interior y la queja externa coinciden y se reflejan mutuamente como en un macabro juego de espejos. Sincronía aparentemente fortuita, pero no obstante predestinada y por tanto inevitable. Desde cualquier perspectiva: un gran descalabro nacional. Funesta noticia.

Y luego afrontar el mayúsculo problema –incertidumbre generalizada en la medida en que falte un nuevo liderazgo verosímil y la patria siga siendo una utopía; el simple nombre de un célebre poema nacional o el de una canción emblemática–: Recoger los pedazos y decidir si se echan a la basura para tratar de empezar desde cero; o si se intenta remendarlos con materiales menos defectuosos para que una vez más la quebrantada nación heredada de nuestros abuelos se ponga en pie y vuelva por sus fueros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código