VIOLACIÓN DE LA LEY

El incumplimiento de los deberes públicos: Domingo Espinosa G.

Se reconoce en el concierto de las naciones que Panamá es un país regido por la ley, es decir, se sustenta en un estado de derecho. Siendo así, me voy a referir en esta oportunidad al incumplimiento de la Ley 33 del 16 de abril de 1941, que tiene 72 años de vigencia, desde los tiempos de la primera presidencia del Dr. Arnulfo Arias.

El artículo 1 la referida ley dice textualmente: “Le queda terminantemente prohibido poner nombre de edificios públicos a personas que existan”, es decir, a personas que estén vivas. Me pregunto si los funcionarios con mando y jurisdicción piensan que porque una ley es antigua no tiene vigencia. Eso no es así, toda ley rige mientras no sea derogada por otra.

Veamos cómo, de manera deliberada, se ha violado la Ley 33 de 1941, ya sea por ignorancia, por conveniencia personal o política o porque quienes la impulsan buscan el aplauso fácil. Para muestra un botón: cuando se construyó el estadio de béisbol se denominó como Estadio Nacional Rod Carew; el antiguo Gimnasio Nuevo Panamá fue renombrado como la Arena Roberto Durán; a la piscina Patria la denominaron piscina Eileen Coparropa y el complejo deportivo quedó como la Ciudad Deportiva Irving Saladino.

Otro ejemplo de esto se registró en la Universidad Autónoma de Chiriquí. Ahí el edificio de la Facultad de Humanidades lleva el nombre de Dr. Roque Lagrotta, a pesar de que el profesor está en servicio.

El caso más reciente lo promovió la junta directiva de la Caja de Seguro Social al designar el nombre del actual Presidente de la República para la futura ciudad hospitalaria. Así podríamos seguir enumerando ejemplos, pero vamos a dejarlo ahí.

No se trata de desconocer los méritos de cada uno de estos ilustres panameños, sino de que tal designación es contraria al espíritu y letra de una ley vigente, por lo tanto, está viciada de ilegalidad. Debemos enderezar esos entuertos o cambiar la ley.

Además, el Art. 2 de la Ley 33 de 1941 señala: “Se prohíbe la colocación de retratos en las oficinas públicas de autoridades en ejercicio”. Este artículo se aplicó durante la administración del presidente Ernesto Pérez Balladares, exigiéndole retirar de todas las oficinas públicas y embajadas panameñas su retrato con la banda presidencial, disposición que tuvo que acatar, aun a regañadientes.

Hoy también se dice que en algunas oficinas públicas se exhibe el retrato del Presidente de la República. Hay que recordarles a las autoridades que el Art. 17 de la Constitución Nacional les ordena cumplir y hacer cumplir las leyes de la República de Panamá, y para evitar que se siga delinquiendo, les propongo a los diputados la modificación o derogación de esa ley y asunto resuelto.

Pero de seguir con esta actitud de poco respeto por la norma vigente, ¿qué ejemplo o mensaje le están enviando a la ciudadanía y con qué moral van a pedir el cumplimiento de las leyes? Hay un refrán que reza: “la ley entra por casa”.

Le corresponde al Procurador de la Administración vigilar la conducta de los funcionarios y exigir el cumplimiento de la ley, y a la nueva Autoridad de Transparencia hacer otro tanto, porque el desarrollo económico del país se basa en la seguridad jurídica que se le brinde a los ciudadanos, así como a todo inversionista que desee venir a Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código