CERO PROPUESTAS

Los cuatro jinetes del Apocalipsis: Francisco Bustamante

Les voy a hacer una confesión personal. Cuando tenía siete años empecé a leer la Biblia. Aprendí a hacerlo en casa y cuando llegué a la escuela me aburría tanto que me aficioné a las historias del Antiguo Testamento. A las vivezas de Jacob con su hermano, a las historias turbias que ahí aparecen, a las crónicas... ¡ah, cómo las disfruté!

Llegado a los 15 años de edad, leí el Apocalipsis, previa lectura de los evangelios, las epístolas paulinas y la de mi favorito Santiago (Sant Iacov). Ya casi se me había olvidado el libro de Ezequiel que habla de cuatro seres vivientes que significaban guerras, penurias, hambre y, aparentemente, inflación; aunque no lo creas.

Vuelvo. La lectura del Apocalipsis me aterró, me imaginaba a los cuatro jinetes –hambre, guerra, muerte y peste– y todas las enfermedades que se me venían encima.

Curiosamente, también se hablaba de precios y comida. Parecía que anunciaban la inflación. ¿Será por eso que, inconscientemente, decidí estudiar economía? No lo sé, pero lo cierto es que cuando estudiaba y leía los modelos de fijación de precios y el valor de la tierra medido por el rendimiento esperado, no podía menos que pensar que parte de la matemática financiera y algunos principios económicos estaban en el buen libro. Al final, todo está en la Torah, que algunos asocian a la palabra cultura. Ahora, cuando estoy a medio camino de los 60, tengo otra visión.

De nuevo me fui por las ramas. Quiero hablar de los cuatro jinetes del Apocalipsis que cabalgan sobre Panamá. Básicamente, veo a cuatro candidatos corriendo (perdón con los nobles caballos) o compitiendo por la Presidencia del país. Del Partido Revolucionario Democrático, del Partido Panameñista, de Cambio Democrático (aún por definirse) y uno independiente que ha estado coqueteando con distintos partidos y agrupaciones, buscando estructurar su candidatura.

He escuchado y leído lo que han dicho, intentando identificar una propuesta para el país. Una oferta o visión de nación que nos permita ver el horizonte hacia el que pretenden dirigirnos. Y, dolorosamente, he llegado a la conclusión de que no veo diferencias entre unos y otros. ¡Son patéticamente parecidos! Lo que he escuchado es quien ofrece más cosas a cambio de los votos.

Todos se parecen, ofrecen lo mismo, expresan su amor por la gente, prometen que en su gobierno el pueblo será el rey, el objeto, sujeto y receptor de los beneficios del “buen gobierno”.

Pero, repito, ninguno dice cómo lo hará o si tendremos una nueva Constitución que sea verdaderamente democrática; o si revolucionará la enseñanza en el país, mediante una reforma que empiece en el vientre materno. Tampoco explican cómo administrarán el dinero ni si dejarán de hacer gastos excesivos.

Mientras no me digan algo parecido, sigo en mi posición de desconfianza total. Cuidado y estamos incubando nuestro propio Hugo Chávez, que saldrá a relucir cuando esta clase política acabe con las esperanzas de este país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código