AMORALIDAD

La justicia por sus manos: Dicky Reynolds O´Riley

Pareciera ser una apreciación subjetiva, pero el común del panameño es seguidor de las conductas dictatoriales y justifica a quien las encarna como una persona de carácter, aunque esa actuación nos afecte.

Enumeraré algunas actividades fuera del marco institucional, que para el ciudadano apático no han tenido relevancia en su acontecer doméstico y, por ende, no hará nada para contrariarlas.

Por ejemplo, aparecer, desde el día uno de la gestión gubernamental, con un mazo en mano para derruir una estructura, so pretexto de que su propietario había fallado en los pagos al erario público; utilizar un discurso de barricada para atraer adeptos, lo que en efecto causó “grata impresión”; y enviar a demoler la casa de Manuel A. Noriega, con la excusa de que era un criadero de mosquitos.

La cereza que le faltaba a su actitud irreverente frente a la ley fue justificar el transporte denominado “pirata” para paliar la crisis que ocasionó una empresa que no tiene el suficiente aval para satisfacer las necesidades de la sociedad. Tenemos, además, el ajuste del salario mínimo a su arbitrio, motivado por su sed de continuidad política; los cambios de zonificación; la creación de impuestos para afectar a sus adversarios políticos; el adelanto de las sentencias de los tribunales; la creación de monedas y el establecimiento de una provincia.

En fin, el Ejecutivo toma todas las decisiones, desde las que corresponden a una simple sanción de corregiduría hasta tratar de dirimir el conflicto entre la empresa Sacyr y la Autoridad del Canal de Panamá, sin importar que no sea de su competencia.

A pesar de que él promueve las actuaciones de hecho, dudo que le gustaría que el pueblo actuara igual, al ver que los productos que venden los comercios están fuera de su alcance, y decida tomarlos a la fuerza, poniendo en práctica las enseñanzas que el Ejecutivo pregona.

En ese caso, supongo que sí apelaría a la ley para castigar esa conducta. ¿Qué sucedería si mañana fuéramos a buscar al delincuente que nos robó la billetera y lo linchamos?

El irrespeto a la ley es tal, que ya nadie tiene la moral de censurar o condenar a otra persona. La administración de justicia pareciera ser sorda y muda en cuanto a la defensa de su único capital, el derecho, que más bien pareciera un supositorio. Me tienta, en algunas ocasiones, devolver el certificado de idoneidad para el ejercicio de la abogacía, así no formaría parte de esta farsa, de esta caricatura del estado de derecho.

Me hago eco solidario con Ebrahim Asvat, tras despedirse en su última bitácora señalando: “Me convencí del poco valor de arar en el mar”. El condicionamiento oficial ha mermado la capacidad crítica del buen ciudadano al punto de que nos hace ver como habitantes del país de las quejas, aunque creamos que apuntalamos los pilares de la democracia.

Resulta ser que estamos ante una contienda electoral en la que todos los actores, supuestamente, tienen los derechos formales, cuando en realidad el gobierno cuenta a su favor con todos los medios, lícitos o no, para la continuidad de su proyecto político, y pareciera que este arroz ya está cocido.

Es decir, si este fuera un juego de ajedrez en el que el rey tiene los peones, las torres, los caballos, los alfiles y la reina, solo se puede esperar el ¡jaque mate!

Debido a la frustración, y escéptico cual Quijote, al ver que los molinos de viento nos han vencido y que a la gente poco le importa que impere la anarquía y la poca o casi nula seguridad jurídica, pensamos (sin ser despectivos) con el estómago.

En este bazar ya no se venden ideales y la palabra dejó de ser una trinchera. Él lo sabe y se aprovecha. El condicionamiento de las encuestas así lo indica. ¿Por qué gastar neuronas en vacuas elucubraciones? Él es casi dueño de todo, ya no necesita antifaz. Solo falta que le compongamos un himno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código