CONOCIMIENTOS

Un libro lleva a otro: Rogelio Chacón

Cuando se piensa en libros y en leer, algunos dirán ¡qué aburrido! Tal vez vendrán a su memoria las asignaciones que les dejaban sus profesores de español en la escuela. Los resúmenes de los clásicos que quizás en aquella época escolar nadie entendía y veía más como un castigo que un momento agradable. Como dijo el escritor Joao Ubaldo Ribeiro, para el Periódico Rascunho “la lectura en las escuelas no se debe estimular aterrorizando a los alumnos con la idea de responder preguntas horrorosas después de leer un libro. En vez de ser fluida, y perpetuar una lectura agradable, se inculca el miedo de la lectura en los estudiantes. Aquello es un examen. El alumno lee bajo la tensión para entender y decir cosas inteligentes al profesor”. A propósito, recuerdo una vez que incumplí una norma de la escuela me castigaron con privarme de una tarde libre el viernes y obligarme en ir a la biblioteca. Una vez allí comencé a explorar los libros y muy dentro de mí surgió un interés por ellos, aunque no fue de inmediato sino que pasaron muchos años para que este sentimiento aflorase. Hoy creo, sin equivocarme, que me hicieron un bien.

Recientemente la revista brasileña Veja publicó el artículo ¿Por qué leer aun es decisivo?, en el que leer obras juveniles o best-sellers es apenas el comienzo de una larga y productiva convivencia con los libros. Se detalla aquí cómo jóvenes están aventurándose en la buena literatura actual y en los clásicos. Por ejemplo Iris Figuereido, de 18 años, luego de estar cansada de las series adolescentes queriendo evolucionar en sus lecturas, organiza encuentros con jóvenes para discutir clásicos de la literatura. En Panamá mis estudiantes también se están reuniendo para discutir diversos libros y asistir a círculos de lectura. El artículo hace referencia a cómo un libro lleva a otro y eso me hace pensar en los títulos que han llegado a mis manos, por ejemplo: La Biblia, Lengua de Tierra antología del cuento Israelí; Revelación de un Mundo, de Clarice Lispector; Volveremos a encontrarnos, de Annelies Schwartz, La historia de los judíos, de Paul Johnson.

Años después trabajé en el barco librería Logos II en el cual al convivir rodeado de libros, ya sea en la librería para el público que nos visitaba o en los que reposaban en la biblioteca para la tripulación, fue aumentando así mi pasión por los libros, cambiándome la vida, como expresó el escritor Walcyr Carrasco cuando el libro, Travesuras de Naricita, de Monteiro Lobato, le abrió las puertas a un mundo nuevo y fascinante.

Si usted piensa que los libros son caros, le motivo a que busque en las librerías, siempre encontrará alguno accesible. Y si no encuentra, no deje pasar la feria del libro que es el momento apropiado para acercar a padres, hijos, maestros y jóvenes al universo de la lectura. Que se inicien nuevos lectores. En definitiva que un libro le lleve a otro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Abr 2017

Primer premio

5 1 8 7

BDBB

Serie: 2 Folio: 14

2o premio

0632

3er premio

1386

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código