CRÍTICA

El llamado a la unidad nacional: Belisario Herrera A.

El alto dirigente de larga trayectoria revolucionaria Rubén D. Souza B. me confió un extenso artículo en el que analiza el llamamiento de Ricardo Martinelli a una unidad nacional, en el marco del quinto período legislativo de la Asamblea, con fecha 1 de julio de este año.

Aunque Souza no califica de sarcasmo tal llamado, ello es implícito, puesto que un gobierno de la catadura que representa el régimen actual no tiene la capacidad de convocatoria para hacerlo. La unidad nacional implica una concertación consensuada con todo el pueblo.

En el caso de Panamá, por el carácter de su sociedad, el pueblo es diverso y está compuesto por los trabajadores de la ciudad y del campo, las capas medias en sus tres estratos (baja, media y alta), por la burguesía nacional, los diferentes frentes de la acción social (sindicatos, partidos políticos, frentes cívicos, profesionales, trabajadores culturales y empleados del servicio público, de educación y salud) y por los movimientos comunitarios, de los pueblos originarios, religiosos, de la juventud, de las minorías raciales, etc.

En esa amalgama de organizaciones a la que se refiere Souza no tiene cabida el llamamiento de Martinelli desde la tribuna legislativa, calificado como una burla al rostro sufrido del pueblo panameño, si tomamos en cuenta que no hay que confundir población con pueblo. La población la conforman todos los que habitan la república, afirma el articulista. En ese conglomerado se observa una diversidad de seres que piensan y actúan. Así hay fuerzas e intereses antinacionales que, en consecuencia, no son parte del pueblo. El pueblo panameño lo integran quienes apoyan el progreso legítimo de la nación, con una labor de contenido humano e íntegramente ascendente.

Acierta Souza en su análisis cuando manifiesta que con Cambio Democrático en el poder, nos encontramos ante un gobierno cuya práctica es autocrática, con una voracidad por la concentración de la riqueza y el poder, por el deseo desmedido de privatización y extranjerización del patrimonio nacional y la comercialización irrefrenable de las reservas territoriales protegidas.

Como consecuencia de este afán desmedido de riqueza en pocas manos, a la vista tenemos los grandes bolsones de miseria que imperan a lo largo y ancho del país. De manera que se ha acelerado la pauperización y, por lo tanto, se incrementan los conflictos sociales, no exentos de numerosos crímenes, sin que estos sean esclarecidos y cuyos protagonistas provienen de las capas más humildes.

El llamamiento de Martinelli se estrella contra esta realidad y, remarcamos, es una burla al pueblo, porque apela a la parte más atractiva de su gobierno (los logros), en tanto esconde bajo la alfombra el lado oscuro, siempre con esa sarta de mentiras y engaños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código