retos.

Que la madre tierra lo proteja

"...Pero cuando nos llenamos la boca con la palabra democracia sabemos perfectamente que la democracia hace agua por todas partes. Sabemos bien que es un sistema desesperadamente imperfecto y en algunos aspectos falaz". El Apocalipsis, Oriana Fallaci.

Me pareció significativa y emotiva la ceremonia ritual que realizaron los representantes indígenas de Bolivia para investir desde las ruinas en Tiwanaku, con un mandato de unidad y poder, al actual presidente de ese país, señor Evo Morales. Concluyo que después de tan importante acto, el líder izquierdista que ganó las elecciones en forma democrática con un 53.7% en diciembre pasado, le queda muy claro que su pueblo no tolerará desliz alguno. El mundo entero fue testigo de cómo los valientes indígenas bolivianos demostraron los resultados que puede obtener el pueblo cuando tiene conciencia de su fuerza y reacciona a través de una activa y cohesionada participación ciudadana.

He leído todo lo que se ha escrito sobre este orgulloso indígena de la etnia aimara y diputado desde 1997. Me sorprende observar cómo su triunfo ha generado comentarios despectivos de políticos locales y produce recelo de los ya conocidos analistas internacionales que se auto proclaman como especialistas del tema latinoamericano. ¿Por qué esta urticaria tan fuerte? ¿Tanto rechazo produce que a uno de los países más ricos en minerales de la pisoteada y ultrajada América Latina haya llegado —en forma democrática— este presidente indígena, de izquierda? ¿Les molesta la firmeza de Morales frente a su compromiso con las clases populares y más pobres?

En un documento publicado por Rebelión del catedrático e investigador Luis Alberto Echazú, ex rector de la Universidad Siglo XX de Llallagua, sobre la millonaria deuda externa que asfixia a Bolivia se explica cómo ese riquísimo país inició su endeudamiento en 1908 con un préstamo contratado a J. P. Morgan en Estados Unidos por la suma de 2.4 millones de dólares. A partir de ese momento, se activó una cadena de créditos que sometió a ese singular país en una espiral de pobreza que lo sepultaba con poderosos acreedores multilaterales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo y los bancos privados como el Chase Manhattan Bank, First National City Bank y el Bank of America.

Igual que en nuestro país, cuando llegó la dictadura de Banzer (1971), la deuda creció a mil 799 millones de dólares, con intereses altísimos y plazos cortos para amortizar capital e igual que aquí, esos exorbitantes montos fueron mal invertidos, mal planificados y sirvieron para aumentar riquezas y fortunas de un grupo privilegiado cercano al poder de turno.

Bolivia, cuya deuda asciende a cuatro mil 700 millones de dólares ha vivido lo mismo que el resto de los países en Latinoamérica. Su crisis financiera tiene que ver con el modelo económico impuesto por el nuevo orden mundial que busca la liberalización de los mercados, la apertura económica, la privatización de las empresas públicas, el endeudamiento permanente y la renegociación de la deuda externa a tasas de intereses impagables para fortalecer la riqueza de pocos en detrimento de muchos.

Bolivia tiene los yacimientos de plata más importantes del mundo. ¿Quién no sabe que las minas de Potosí tienen fama desde hace 500 años? De Bolivia casi nunca se escribe y muy poca gente le importa con ese pueblo y su destino. Sin embargo, ahora que ha llegado al poder un presidente de izquierda, abundan los comentarios. Sin embargo, lo que pareciera molestar a algunos, es la reafirmación del presidente Evo Morales de refundar a la nación, reformar el estado colonial a través de una asamblea constituyente y acabar con la desigualdad e injusticia que han tenido por tantos años, así como negociar con las petroleras extranjeras, entre ellas Repsol, Total, BG Group y Petrobras ( Reuters, La Paz, 22/enero/06).

Sin embargo, observo que a quienes les preocupa el pensamiento socialista de Morales, no les incomoda saber que el 64% de los ciudadanos bolivianos vive en pobreza a pesar de la poderosa industria petrolífera y gasífera que tiene ese país. ¿Cómo explicar tanta misera en un país rico en estaño, en yacimientos de zinc, oro y teniendo las mayores reservas mundiales de litio, potasio y magnesio?

Al presidente Morales no le esperan días fáciles y parece que no ha perdido instante para reafirmar su compromiso. En forma categórica dijo que el modelo neoliberal en Bolivia no va y utilizó el poder del lenguaje corporal para enviar señales claras de quién es, a quién representa y qué hará. Por eso, dejó sorprendidos a los encopetados invitados internacionales cuando se presentó con una chaqueta combinada con motivos andinos y juró el cargo con la mano derecha en el corazón y el puño izquierdo en alto.

Mientras algunos empiezan ya a conspirar contra Evo Morales, yo hago votos genuinos pidiéndole a la madre tierra que lo proteja en este gran desafío.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 May 2017

Primer premio

6 4 7 1

CACB

Serie: 19 Folio: 3

2o premio

0895

3er premio

9726

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código