EDUCACIÓN Y VOCACIÓN

Al maestro con cariño: Carlos Penna Franco

Próximamente, mi generación cumplirá 50 años de graduación en el prestigioso Colegio San Agustín de Panamá. La fecha es propicia para dedicar unas breves, pero significativas líneas, a los maestros que nos formaron para el reto más grande que tiene todo muchacho una vez sale del ámbito escolar: enfrentarse a la vida.

Si hubo un maestro que marcó nuestro rumbo hasta ser lo que hoy somos, fue el reverendo sacerdote Corpus López de Ciordia, maestro dedicado y abnegado en las ciencias exactas, fundamentales para la formación de muchas profesiones, y que son y serán vitales para el desarrollo del país.

Recuerdo, como si fuera hoy, cuando le dije a mi madre, una vez terminé mi escuela primaria en “La gran Chorrera”, en la década de 1960 y llevado de la mano por la insigne educadora Evangelina Ayala de Ponce, que mi aspiración era continuar mis estudios en el Colegio San Agustín y, gracias a Dios, ese sueño se hizo realidad y pude educarme allí.

Sin dejar de reconocer a los excelentes maestros que enseñaron a los miembros de esa generación –que dicho sea de paso fue la primera del plan piloto de seis años–, destaco la labor del maestro Corpus y, estoy seguro, muchos respaldarán mis apreciaciones. Él fue el que más influyó en mi formación, como ingeniero, porque con sus rigurosas y excelentes clases de física y química supo marcar la trocha para que muchos colegas llegaran a la meta de esa difícil, pero respetada profesión.

Recuerdo que, cada sábado, este educador citaba a los estudiantes de ingeniería en nuestra alma mater (el colegio se ubicaba entonces en el sitio en el que hoy se erige el centro comercial Multicentro, en la avenida Balboa) e impartía clases de refuerzo en las ciencias exactas. Esto lo hacía a cambio de nada, solo para reforzar nuestros conocimientos y no dejar que, bajo ninguna circunstancia, fallásemos en el intento de llegar a la meta ansiada por todos nosotros. Como cosa del destino, tuve la oportunidad, ya como ingeniero, de diseñar el sistema eléctrico del mall, ubicado en el sitio en el que antes estaba el San Agustín y en el que pasé los mejores años de juventud, como estudiante de uno de los colegios más emblemáticos de Panamá.

Hoy, después de 50 años de graduado, que se cumplirán, Dios primero, el próximo 22 de diciembre, quiero agradecer en nombre de todos los alumnos que hoy somos profesionales, a esos maestros y, en especial, a Corpus López de Ciordia por sus consejos y enseñanzas. Aprovecho la oportunidad que nos ha dado la vida de servir a nuestro prójimo y contribuir al engrandecimiento del país, para hacerle un reconocimiento por todas sus enseñanzas. Solo me resta decir al maestro, con cariño, hoy y siempre, muchas gracias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código