ENCUBRIMIENTO

Cuando mataron a Kennedy: Betty Brannan Jaén

WASHINGTON, D.C. –Cuando mataron al presidente estadounidense John F. Kennedy (JFK), yo tenía 15 años y era estudiante en Balboa High School. Ese día, estaba en la clase de francés de Mrs. Haselden cuando alguien entró al salón y le entregó una nota. La maestra abrió el papelito y entonces anunció a la clase que el presidente Kennedy había sido asesinado. La muchacha a mi lado pegó un grito y rompió en llanto descontrolado. Los demás asimilamos la noticia en silencio. Yo no sentí mucha emoción –confieso– al escuchar primero la noticia, pero sí me conmoví en los días siguientes con las escenas televisadas del funeral, el entierro, y el duelo de millones de personas en el mundo entero.

Solo muchos años después, de adulta, de veras llegué a comprender y compartir el dolor de la tragedia, que se profundizó aún más con los asesinatos de Martin Luther King y Robert Kennedy. Me parecía que un bando de locos malévolos se había arrogado el derecho de acabar con precisamente aquellos líderes en los que el pueblo estadounidense deseaba depositar el futuro de su país. Los líderes asesinados eran todos liberales; después he leído que el asesinato de JFK mató el “optimismo liberal” de la época.

El viernes, cuando escribí esta columna, fue el cincuentenario del asesinato de JFK, crimen que a mi criterio no se ha esclarecido debidamente. El periodista Jefferson Morley (quien publica el blog www.jfkfacts.org) tiene 12 años de estar enfrascado en un pleito contra la Agencia Central de Inteligencia (CIA), tratando de obtener documentos sobre un agente encubierto que supuestamente vigilaba a Lee Harvey Oswald, el presunto asesino de JFK. La CIA alega que por razones de “seguridad nacional” no puede revelar los documentos, mientras que Morley sostiene que ninguna “seguridad nacional” puede estar en juego 50 años después del crimen, cuando todos los involucrados ya han fallecido. La situación es igual al caso Remón, en que la CIA por razones de “seguridad nacional” rehúsa entregar todos sus documentos; yo también he mantenido, sin éxito, que ya no puede existir consideración válida de “seguridad nacional”. Si la CIA usa argumentos espurios a estas alturas para encubrir su actuación hace más de 50 años, no podemos descartar su complicidad en los delitos bajo investigación.

Claro que en los 50 años desde el asesinato de JFK han surgido toda clase de teorías sobre los verdaderos autores del crimen. La investigación oficial encontró que Oswald había actuado solo, pero a muchos les parece que hay lagunas, inconsistencias y hechos inexplicables que no se tomaron en cuenta, o que las autoridades deliberadamente encubrieron –comenzando con el asesinato televisado de Oswald a manos de un tipo llamado Jack Ruby. Entre las muchas teorías que circulan, hay hasta quienes plantean que Oswald era un agente encubierto de la CIA. Lo cierto es que en los años 50 y 60 –como detalla un nuevo libro titulado The Brothers [Los hermanos]– la CIA bajo la dirección de Allen Dulles (cuyo hermano John Foster Dulles era simultáneamente secretario de Estado) era una agencia de poder y presupuesto ilimitados, que no le rendía cuentas a nadie y que asesinaba a mandatarios a su antojo. Arthur Schlesinger –historiador– ha escrito que el mismo JFK reconoció privadamente el riesgo de un golpe de Estado en Estados Unidos si los dirigentes militares llegaban a sentir que era “su deber patriótico” proteger al país de un mandatario peligroso. Y Texas, donde asesinaron a JFK, estaba repleto de fanáticos de ultraderecha que consideraban que ese presidente era “comunista” y, por ende, traidor.

Ese odio derechista contra Kennedy se parece mucho al odio de ahora contra Barack Obama, solo que Estados Unidos es ahora un país aún más violento y polarizado que hace 50 años. Frecuentemente, eso me hace temer por Obama.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código