CONSPIRACIÓN

¿Quiénes mataron a Kennedy?: Gil Moreno

En Estados Unidos, considerado por muchos como el espejo de la democracia, no hay tal democracia. Aunque no lo crean, en esa nación es una camarilla la que decide todo. Para poner un solo ejemplo, en 1952 los grandes empresarios invirtieron $100 millones durante la campaña presidencial de Dwight Eisenhower, comprometido con los grandes intereses económicos de la nación.

Este grupo, como ya es del conocimiento público, si no hay una guerra, la inventa (Vietnam, Corea y muchas otras). De ahí que si un Presidente, como John F. Kennedy, comienza a poner en su lugar a las grandes empresas de Wall Street, las mafias lo liquiden sin el menor miramiento, porque es evidente que quienes controlan la economía de ese país son los mismos que tras bastidores dirigen a los gobernantes.

El Presidente es solo una fachada. Esto se debe a que el Gobierno se conduce poniendo por delante los intereses de la libre empresa que controla la producción y la materia prima, principalmente en ultramar, como lo había denunciado Eduardo Galeano en Las venas abiertas de América Latina.

Como Kennedy empezó a cambiar esas reglas para que la riqueza de la nación no quedara solo en manos de mil familias, sino al servicio del pueblo estadounidense y de América Latina (Alianza para el Progreso), decidieron que había que eliminarlo y reemplazarlo por un Presidente complaciente, que le concediera (como siempre) privilegios y protección.

Es decir, nada de trabas a la libre empresa, de controles sobre los monopolios, de impuestos reales sobre las ganancias ni sobre los capitales estadounidenses en el extranjero ni de frenos a su voracidad ilimitada...

Que fueron los grandes intereses estadounidenses, en contubernio con las mafias del crimen organizado de aquel país a los que se señala de ser los autores de este asesinato, es una de las teorías más acertadas que se barajan hoy en relación a este hecho.

Hay personas entendidas en la materia, como el secretario de Estado, John Kerry, que manejan otras y opinan que Fidel Castro o la Unión Soviética tuvieron que ver con su muerte. Otros afirman que Lee Harvey Oswald no fue realmente el asesino, porque no era un buen tirador, y que la bala que hirió al Presidente de muerte la disparó otra persona. Además se dice que Oswald fue contratado para que sirviera de pantalla y que él efectivamente hirió al mandatario con un tiro a la espalda que no fue el mortal.

En relación a Jack Ruby, al asesino de Oswald, muchos se preguntan cómo fue que este personaje pudo entrar armado al sótano de la cárcel y matarlo en presencia de numerosos policías. Ahora se sabe que Ruby era un mafioso de los más experimentados (tenía conexiones con la policía) y se piensa que fue la persona que contrató a Oswald para que hiciera el trabajo, y prefirió que él se llevara su secreto a la tumba.

El 14 de marzo de 1964 un tribunal de Dallas declaró a Ruby culpable y lo condenó a muerte por el asesinato de Oswald, pero ese juicio fue anulado por apelación de sus abogados. Ruby murió el 3 de enero de 1967, mientras esperaba un nuevo juicio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código