FRUTOS ESPERADOS

Un mensaje de Navidad: Marcos A. Ruiloba

Temas:

En el año 1990 participamos de un retiro espiritual organizado por un movimiento apostólico de la Iglesia católica. Desde aquel entonces hemos conocido gente que habla de Dios y de amor al prójimo, personas que predican y actúan en nombre de Dios y de la Iglesia.

El Dios que se nos predica en la Iglesia tiene un hijo cuyo nacimiento conmemoramos cada 25 de diciembre. El nacimiento o natividad de nuestro Señor Jesucristo, el hijo de Dios, representa el acontecimiento más trascendental en el mundo de la fe cristiana. Lo digo porque pienso que el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo anuncia la buena nueva al pueblo de Dios.

Al hijo de Dios también se le conoce como el Mesías, es decir; el hijo de Dios prometido por los profetas. Para el mundo cristiano, el Mesías representa la esperanza de un pueblo abatido, aturdido y abrumado por las promesas sin cumplir de políticos de gobierno y oposición, que hacen de la dignidad del pueblo panameño un objeto lúdico con el que se juega antes, durante y después de los comicios para puestos de elección popular.

Esto denota corrupción, y en mi opinión, la hay no solamente entre políticos sino también en la empresa privada que invoca un causal de despido que no está en el Código de Trabajo ni en nuestro contrato.

Corrupción la hay en el ministro consagrado que, a petición de laicos comprometidos, revela el sigilo sacramental o secreto de confesión y lo pone a disposición de terceras personas que cometen delitos contra la fe, delitos que según códigos y normas de la Iglesia ameritan la excomunión.

En este país, gente que habla de Dios y de amor al prójimo incurre en actos de persecución que perjudican la dignidad y los derechos humanos de otras personas. Lo digo con propiedad, porque lo hemos vivido desde hace más de 20 años.

En la Biblia, que es la compilación de toda la palabra de Dios se nos narra cómo la sagrada familia, representada por el niño Jesús, su madre y su esposo San José, fueron perseguidos hasta el punto de verse obligados a huir a una nación extranjera para ponerse a salvo y asegurar la integridad física del niño; nos dice la escritura que el rey Herodes intentaba matarlo porque veía amenazado su reinado.

Hoy día, ¿cuántos panameños, al igual que el niño Jesús, somos perseguidos por nuestra religión, especialmente cuando no logramos vivir el evangelio literalmente o por una condición de salud?

Nuestro señor Jesucristo nos aconseja: “Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra. Créanme que no terminarán de recorrer todas las ciudades de Israel antes que venga el hijo del Hombre”. (Mateo 10:23).

Pero es la natividad de nuestro Señor representado por el niño en el pesebre, y él nos insta a perdonar, a reconciliarnos con el hermano, con la Iglesia y con Dios. Es tradición y costumbre para estas fiestas de Navidad y de fin de año dar regalos especialmente a los niños, algunos adultos hacemos propósito de enmendarnos o de alcanzar para el año venidero alguna meta. También, algunos elevamos oraciones y rogamos por peticiones personales.

Quiero pedirle al niño Jesús que encontramos en el pesebre, a la virgen María y a su esposo San José que la Iglesia no haga de los sacramentos una mercancía negociable, que nos ayuden a sobrevivir a aquellas personas naturales o jurídicas que, en nombre de Dios y de la Iglesia, nos niegan nuestros derechos humanos al trabajo, a la familia y a una vivienda decorosa.

Pido que gente de Iglesia no nos predique en la práctica a un Dios que nos paga según nuestros pecados.

Le pido a la sagrada familia que nuestro presidente no haga política con la dignidad del pueblo colonense y que se dedique a gobernar por el bien común de todos los panameños.

Humildemente pido que la mesa del diálogo entre el gobierno y los dirigentes de nuestra provincia, llegue a dar los frutos esperados por todos nuestros coterráneos.

Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres y mujeres de buena voluntad.

¡Feliz Navidad y un Venturoso año 2013 para todos!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código