TEMAS POR RESOLVER

Es momento de definir el país que queremos: María de Los Ángeles Castillo

Muchos nos definen como un país que ha de servir a la humanidad, acaso por su privilegiada posición geográfica, lo que nos coloca como zona obligada para optimizar el tiempo de travesías internacionales. Además de tan importante hecho, más que demostrado está que somos capaces de asumir, poseemos una privilegiada geomorfología que sostiene una rica biodiversidad y una red hídrica absolutamente numerosa para tan reducido territorio.

Estas aptitudes convergen en una gama de increíble mezcla de razas y culturas, que al paso de las generaciones se cimienta en el carácter de un pueblo alegre, espontáneo y amante indiscutible de sus tradiciones y de nuestras tierras que nos dan de comer, beber y disfrutar y morir.

Entonces, creo que es el momento propicio para definir el rumbo que nos seguirá sustentando, alejados de la dependencia y de nuestra responsabilidad como habitantes de América y el mundo.

En momentos en que discutimos asuntos concernientes a la minería metálica a cielo abierto y las hidroeléctricas, somos aún incapaces de resolver asuntos básicos y elementales como el manejo de cuencas hidrográficas, la estabilidad agroalimentaria y el rumbo energético a seguir.

A nuestro entender, en el manejo de nuestras fuentes de agua, convergen temas como la protección y rescate de bosques; el manejo de residuos sólidos; el manejo de aguas residuales, la administración de aguas para consumo, riego y generación energética, la recreación y el ordenamiento territorial; aspectos estos que han de definirse y resolverse en las zonas altas, medias y bajas de todas nuestras cuencas hidrográficas.

Cómo podemos discutir el tema hidroeléctrico, si aún no hemos podido precisar –lejos de cualquier subjetividad–, el rumbo energético a seguir. En primera instancia hemos de revisar nuestras propias opciones como el potencial hídrico, el eólico, el solar o combinaciones de estos; hemos de recordar que Panamá no es productor ni procesador de petróleo, por lo que esa vía no debe ser impuesta por intereses ajenos al presente responsable que hemos de dejar a las generaciones venideras.

Aunado a la temática, hemos de resolver temas paralelos de salud pública y ambiental como la regulación de los agrotóxicos en las zonas de producción.

Las aspersiones de sustancias químicas descienden sobre las poblaciones y alimentos que consumimos de Changuinola y Las Tablas están insertas en los monocultivos de bananos en Bocas del Toro y las zonas de producción agrícola de Boquete, Cerro Punta o Mata Ahogao, por mencionar algunos ejemplos, y lo que es medular: estas sustancias son arrastradas por las escorrentías hacia los cuerpos de agua que desembocan en nuestros mares, dejando a su paso la residualidad tóxica.

Hemos de ofertar una población saludable, educada, capaz y equilibrada; comprometida con la protección y la sostenibilidad de su principal recurso; el agua. Que el futuro inmediato se centre, prioritariamente, en la disminución de la contaminación de todas las aguas, debido al vertido de aguas residuales de la industria y la agroindustria; en rectificar la ineficacia de la gestión de los residuos sólidos; a la disminución de la pérdida de hábitat por la tala desmedida y la ganadería extensiva; al manejo integral de cuencas hidrográficas de cara a sustentar la riqueza biológica de los bosques de galería y humedales; a hacer eficientes los sistemas de riego para cultivos y monocultivos, y para abastecer todos los núcleos poblacionales de alta y baja densidad de agua potable.

Construyamos y valoremos un país en el que viven etnias y pueblos comprometidos en brindar a la humanidad lo mejor: nuestra agua limpia y bien administrada con bosques que aportan oxígeno a un sistema consumista que agota cada día los recursos. Nos merecemos ciudades y pueblos con calidad ambiental y belleza escénica, resaltando nuestros ríos, quebradas, playas, humedales y monumentos históricos.

Que ese asombro que una vez sintieron adelantados y conquistadores codiciosos no se convierta en un “otra vez”, sino por el contrario, en admiración y respeto por un Panamá que ama y defiende su destino de ofertar a la humanidad siempre lo mejor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código