SOCIOPOLÍTICA

Entre doble moralidad e intereses ocultos: Luis Carlos Herrera M.

El actual escenario está fuertemente influido por una doble moral e intereses ocultos. Partamos de un problema del día a día, preocupa ver el comportamiento de la sociedad, ante el incremento de homicidios, violencia intrafamiliar y mujeres maltratadas. Todo esto se traduce, de alguna manera, en inseguridad ciudadana, a la vez que aumenta la demanda de justicia.

Hay tres momentos en que el Estado actúa para combatir ese flagelo. El primero tiene que ver con la prevención, es decir, la generación de políticas públicas que permitan disminuir las causas que motivan al ciudadano a delinquir, teniendo como premisa que no se puede predecir, con certeza, el crimen. El segundo momento es la reacción luego del hecho, e incluye la aprehensión de sospechosos y la presencia policial al momento de solicitar su ayuda, entre otros aspectos. El tercer momento involucra a la justicia, es decir, castigar al culpable y absolver al inocente, de manera pronta y oportuna.

Explico esto para que hagamos la siguiente reflexión, como ciudadanos: ¿Qué vemos todos los días por parte de figuras del escenario sociopolítico? Ataques a las instituciones del Estado, ataques personales a figuras importantes, ataques a la vida privada, o que se ventila el pasado para juzgar el presente, solo por mencionar algunos. La mayoría de los políticos se enfoca en atacar, pero no hace propuestas institucionales. Como ciudadanos de a pie ya conocemos los problemas, pues los vivimos a diario, ahora queremos propuestas, pero estas solo las ofrecen ciertos candidatos.

Pondré un ejemplo de la doble moralidad que impera y de los intereses ocultos. Hay mecanismos establecidos por ley para escoger a los magistrados de la Corte Suprema, al contralor general de la República, al procurador de la Administración, al procurador general de la Nación, a los magistrados del Tribunal Electoral, al fiscal Electoral, al defensor del Pueblo. Siguiendo el ejemplo, la actual procuradora general llegó al cargo bajo el mecanismo establecido por la ley. Sin embargo, vemos cuestionamientos en su contra, de manera permanente, por parte de figuras políticas, sin que nadie proponga modificar el mecanismo para designar a quienes ocupen esos cargos. En otras palabras, estos políticos no son coherentes, ni consecuentes con sus señalamientos, cuentan con doble moral.

En caso de que sea cierto que el sistema necesita mejorar en el aspecto del cómo se escogen estos cargos, ¿por qué critican siempre, pero no proponen modificar el mecanismo? ¿Por qué cuando tuvieron la oportunidad, no modificaron estos aspectos?

Como ciudadano, lo único que pido es que paren los ataques, vengan de quien vengan, pues nos guste, o no, las autoridades merecen respeto. Ojalá mañana, al despertarme, no vea nuevos ataques, sino propuestas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código