IV PACTO

Las mujeres construimos la visión de país: Mariela Arce

Cada vez que sale el sol y “viene con su sombrero de combate puesto” (como decía el poeta), nos levantamos las madres, hijas, nietas, todas a construir con tenacidad y amor a Panamá. Lo hacemos desde el trabajo, hogares, el campo, las fábricas, escuelas, hospitales, iglesias, museos, bancos y comercios. Hasta en la participación activa, en partidos y gobiernos, las mujeres construimos patria.

Esta voluntad de ejercer la ciudadanía política, en los últimos 20 años se ha concretado en decenas de leyes, normas, programas y proyectos para hacer avanzar nuestros derechos. Los principios que rigen este activismo son la defensa de la vida y los derechos humanos, en igualdad, a través de alianzas de mujeres que viven y luchan en el campo y la ciudad. La igualdad no significa querer ser hombres, remite al principio fundamental de que todos nacemos “libres e iguales en dignidad y derechos”; es una condición para el goce de los derechos humanos sin discriminación alguna. No hace alusión a que las personas sean idénticas en capacidades, naturaleza o calidades, al contrario, establece que deben tener acceso a las mismas oportunidades y derechos.

En las últimas décadas, las mujeres organizadas nutrimos de visión de Estado a los gobiernos, a las organizaciones de la sociedad civil y a nuestras pares de los partidos políticos. Trabajamos ad honórem desde el Consejo Nacional de la Mujer, la Comisión Nacional de Reformas Electorales, las concertaciones, las redes locales contra la violencia, y desde nuestras organizaciones de base, buscando articular los avances en derechos, la coherencia y consistencia de las políticas de género entre los distintos períodos gubernamentales.

Esta visión de buen gobierno participativo ha traído logros y decepciones. No es fácil cambiar la mentalidad de funcionarios (as) electos que piensan que la labor ciudadana es elegirlos, y luego verlos cinco años después. Tampoco es fácil cambiar la visión de la ciudadanía de que elegimos a funcionarios (as), y luego nos sentamos a que nos “resuelvan” o a criticar. Para hacer gobiernos participativos se necesita la voluntad política de los mandatarios y una ciudadanía informada, con capacidad propositiva hacia el bien común.

La Agenda de Políticas Públicas, presentada en el IV Pacto, contiene los vacíos que no se llenaron durante la gestión de los últimos cinco gobiernos electos. Creemos que el compromiso, “Mujeres, Desarrollo e Igualdad”, es un reto para el nuevo gobierno, para las organizaciones de mujeres y para la sociedad en su conjunto. La construcción de políticas de género es un proceso a largo plazo. No sabemos cuánto de lo contenido en el IV Pacto se hará realidad en la agenda del gobierno, pero estamos seguras de dos cosas, primero, que el próximo mandatario electo necesita de nosotras para el buen gobierno, y segundo, que las organizaciones de mujeres daremos seguimiento y exigiremos rendición de cuentas para ver si honran o no su palabra.

Es importante destacar que para impulsar esta iniciativa del IV Pacto, no solo se hicieron presentes más de 30 organismos, de mujeres y mixtos, que trabajan por los derechos de nosotras; también se han hecho presentes todas las exdirectoras y directora del Mecanismo Nacional de las Mujeres. Este ejemplo de unidad en la diversidad nos permite pasar de una Dirección Nacional de la Mujer a un Instituto Nacional de la Mujer, entidad rectora de las políticas de género. Por esta visión de progreso es que hoy seguimos sustentando la importancia de crear el “Ministerio de la Mujer”, para llevar adelante todas las leyes y normas aprobadas, orgullo de Panamá en la región.

Tras la firma del IV pacto, nos complace la noticia de que los candidatos están comprometidos con esta demanda histórica. Deseamos que estas elecciones transcurran con la mayor transparencia, en un clima de respeto y paz social. Cuidemos a la familia, solo así daremos ejemplo a la niñez y juventud que necesita recuperar la confianza y fe en el mundo adulto, que muchas veces pareciera autista ante la urgencia de cambiar el modelo violento, centralista, elitista, mercantilista y depredador, por uno de desarrollo humano integral, que nos lleve al buen vivir en igualdad. Agradezco a las compañeras que el pasado 27 de marzo llegaron a la firma del IV Pacto procedentes de diversas partes del país, para testimoniar la urgencia de igualdad y plena vigencia de los derechos humanos en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código