¿MÁS EN CUATRO QUE EN 40?

El país no nació ayer: Julio César Pinzón Cossio

El crecimiento económico de Panamá bajo ningún concepto puede ser atribuido al actual gobierno, aun cuando por los medios –gracias a una costosa campaña publicitaria– intenten venderlo a la población de esta manera. Es producto del esfuerzo, dedicación y empeño de toda una generación de panameños.

Solo basta hacer un mínimo esfuerzo mental para recordar, con meridiana claridad, que durante el período 1989-1994, después de una de las más grandes crisis económicas que vivió el país, se inició toda una reestructuración de las finanzas públicas. Esto permitió recuperar la confianza de las instituciones financieras internacionales.

En aquellos años también se inauguró la ampliación de la carretera Arraiján–Panamá, se construyó la potabilizadora de Capellanía para abastecer de agua a la ciudad de Aguadulce y comunidades vecinas, y se asfaltaron muchos kilómetros de carreteras en el interior del país, entre otras obras grandes de impacto social.

En el período 1994-1999 se ejecutaron en igual medida proyectos que aún permanecen a la vista de todos, entre ellos la ampliación más grande que se haya hecho de la vía Interamericana, desde La Chorrera hasta Aguadulce; se construyeron los dos principales corredores del país (el Norte y el Sur) y el hospital Rafael Estévez (aunque le hizo falta un piso).

Entre 1999 y 2004 se construyó un tercer puente sobre el Canal de Panamá, se amplió la vía Interamericana desde Aguadulce hasta Santiago y se mejoró la red vial hacia las playas del sur del país (Pedasí y Tonosí).

En el período 2004–2009, con un referéndum previo, se gestionó y se dio inicio a la obra de ingeniería más importante en los últimos 90 años (no es el Metro) la ampliación del Canal de Panamá. Además se remodelaron los estadios, se construyó la cinta costera, se implementó el programa Red de Oportunidades, y se creó la Secretaría para las personas con discapacidad, entre otros programas y obras de mucha importancia para el desarrollo de la nación.

Hoy nos repiten que el país ha crecido más en cuatro años que en 40, una frase que es cierta en algunos aspectos. Por ejemplo, hace cuatro años la libra de yuca costaba entre 10 y 20 centavos, en la actualidad su precio se incrementó en más del 300%. Aunque se han hecho aumentos al salario mínimo, el costo de la vida los supera y, además, ahoga a la clase media profesional que no los recibe.

La delincuencia también ha crecido más en cuatro años que en los últimos 40; la persecución a través de las instituciones gubernamentales registra más casos en el actual gobierno que en toda la historia de la vida republicana; hoy se gasta más en viajes al exterior que en cualquier otro período; los costos de los proyectos de gobierno (chicos o grandes) son más elevados en este período de gobierno que en cualquier otro; el impuesto de transferencia de bienes muebles aumentó 40% más en cuatro que en 40. ¿Y qué decir del endeudamiento del país?, pues que aumentó muchos más en los últimos cinco lustros.

Lo que sí hay que reconocer es que el gobierno actual tiene excelentes publicistas, porque todo lo que hace lo vende como si nunca nadie lo hubiera hecho. Así, por ejemplo, la construcción del nuevo Curundú se ha vendido como el único proyecto habitacional del país, olvidando que después de la invasión hubo que hacer lo propio en El Chorrillo. Allí en donde antes había casas de madera se levantaron edificios, y otras construcciones similares se hicieron a lo largo y ancho de la geografía nacional, gracias al financiamiento del Banco Hipotecario.

Habría que ver cuántas de las escuelas que hay en el país se han construido en los últimos cuatro años.

Panamá es producto del esfuerzo de todos los ciudadanos. Si somos los pioneros en el crecimiento económico, eso no es producto de la gestión gubernamental actual.

Sea cual fuere el resultado de las elecciones de 2014, estoy seguro de que el país continuará su curso por el sendero del progreso, porque los gobiernos son pasajeros, pero Panamá es una nación bendecida por Dios.

Los único que pido es que evitemos el surgimiento de una dictadura civil. Los panameños no somos partidarios de la anarquía ni de la opresión, ni militar ni civil que es peor.

¡Dios salve a la patria!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código