ANIVERSARIO

El nefasto tratado de 1903: Olmedo Beluche

Una de las principales dificultades para la comunicación intergeneracional entre panameños, es que la juventud nacida a partir de 2000 no conoció la Zona del Canal, y cómo esa franja, sustraída a la soberanía nacional en 1903, marcó la vida de las generaciones precedentes. Es difícil para un joven imaginarse a la ciudad de Panamá dividida por una cerca de ciclón, y que del lado de acá reinara la pobreza y, del lado de allá, el paraíso del anglosajón, con su apartheid, sus bases militares, autoridades y sus leyes.

Con dilatadas pupilas y escepticismo pintado en el rostro, los jóvenes escuchan que para ir al “interior” había que pasar por un territorio extranjero, porque como dijo Omar Torrijos, Panamá limitaba en el centro con Estados Unidos (EU). A ellos les parece un cuento, cuando explico que al Causeway no se podía entrar, porque era una base militar, y que cruzar el puente de las Américas se hacía bajo la custodia de policías gringos, que hablaban inglés y ponían boletas a pagar en juzgados estadounidenses en Balboa.

Mucho menos creen, porque contraría lo poco que han aprendido acerca del patriotismo de nuestros próceres, que el tratado sobre el Canal de 1903, o Convención del Canal Ístmico, mejor conocido como Hay-Bunau Varilla, con todas esas injusticias, fue firmado por un francés nombrado embajador panameño 15 días después de la separación de Colombia del 3 de noviembre, y que la Junta Provisional de Gobierno lo ratificó en inglés, sin traducción y sin quedarse con una copia, el 2 de diciembre de ese año.

El “profe” está vacilando, piensan los muchachos, cuando explico que la “independencia” de Colombia fue impuesta por la cañonera yanqui para montar un gobierno en Panamá que aceptara el tratado que, en su Art. III, concedió a EU la Zona del Canal para que gobernasen allí“como si fueran soberanos” a “perpetuidad”. Es decir, sin que pudiera ser modificado nunca. Peor aun, que le permitía al imperialismo estadounidense darle unos reales a la república recién creada para quedarse con los millones del Canal, haciendo de tutor de la soberanía panameña y de la seguridad pública en todo el istmo, según el artículo 136 de la Constitución de 1904.

Perplejos, los jóvenes preguntan: ¿Cómo? ¿No fuimos independientes en 1903? ¿Nos convertimos en un “protectorado” o colonia? ¿Cómo es posible que los patriotas de 1903 permitieran ese abuso? ¿Durante los siguientes 75 años hubo que luchar contra el sistema colonial impuesto en 1903? Caen en meditación profunda al escuchar que fueron jóvenes, como ellos (en 1925, 1947, 1958, 1959 y 1964), los patriotas que lucharon, eliminaron la colonia y avanzaron hacia la libertad y la soberanía. Y que a ellos les toca hacer su aporte generacional, pues la intromisión sigue por medios más sutiles. Esto también choca con lo que les dicen las autoridades, que pretenden imponer la falacia de que los jóvenes de hoy son maleantes, pandilleros y hasta “terroristas”. Pero la juventud del siglo XXI sabrá deshacer las mentiras en su lucha por un país soberano, democrático y justo, como hicieron sus padres y abuelos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código