DECADENCIA

Si de noticias se trata…: Daniel R. Pichel

De veras que los noticieros entretienen. Los locales son una mezcla de chismes, crónica roja y opiniones de presentadores que debían dedicarse a dar noticias y no a alarmar a toda la población con el primer chisme que escuchan. Antes, las noticias venían de agencias reconocidas como UPI, AP, France Press, EFE, etc. Hoy, nada supera en credibilidad a un tuit que le llega al celular a un presentador de noticiero matutino. Con la más adusta de las solemnidades, anuncia que “acaba de recibir una información” y acto seguido lee cualquier tontería. Aquello de la verificación de la fuente ha pasado a ser una anécdota que algún tonto supuestamente les enseñó en la universidad. Por suerte existen las comunicaciones modernas, y tenemos acceso a noticieros internacionales, periódicos de primer nivel y revistas serias, que permiten relacionarnos con información de verdad relevante.

Hace unos días, fuimos testigos del vergonzoso zafarrancho de la elección del presidente de la Asamblea Nacional. Después del show de tercera, hemos podido sacar en conclusión que el clientelismo sigue sano y salvo. La brincadera de último momento, demostró que nuestros diputados apoyarán al Ejecutivo de turno, pues serán ellos quienes decidirán si se hace o no la calle, se termina el centro de salud o les reparten partidas para regalos de Navidad con nuestros impuestos. Al margen de que el resultado nos gustara, más o menos, el simple hecho de que una sesión que debió durar tres horas se extendiera durante nueve larguísimas vueltas del minutero, demuestra la calidad ideológica y retórica de los que supuestamente redactan leyes para nosotros. El simple hecho de votar por uno u otro candidato, generó un sainete de peroratas elementales, con el único objetivo de satisfacer egos.

Después de ocho horas, llegó el discurso del Presidente que fue, más o menos, lo que se esperaría. Pocas cosas concretas, mucha mención de lo actuado por el Ministerio Público, muy poca ejecución concreta y un montón de promesas que se supone licitarán en los próximos meses. Quedó claro que la constituyente no va, y que el hecho de que Odebrecht haya sido acusado de repartir coimas, a diestro y siniestro, no puede ser razón para negarles las dos principales licitaciones realizadas por el Gobierno hasta ahora. Se calificó toda la corrupción de la administración pasada como “el pecado de la codicia”, en lugar de “el delito de la corrupción”. Lo incómodo es que, según el dogma que de forma evidente rige a nuestro Presidente (citó a cuatro curas distintos durante el discurso), los pecados se deben perdonar. Honestamente, no me parece que todo lo descubierto se deba perdonar. Si se hubiera calificado como delito, estaría implícito que merecen un castigo. Aunque, como lo de la misericordia cristiana yo no lo domino mucho, puede ser que mi percepción no sea la correcta.

Mientras nosotros vivíamos esta comedia barata, en Europa se desarrollaba una fuerte lucha de principios alrededor de la crisis griega. Como siempre, las opiniones al respecto pueden dividirse según si quien opine está a la derecha o a la izquierda del espectro ideológico. Unos y otros tienen sus versiones y hacen análisis con buena sustentación. El tema es tan simple o tan complejo como se quiera.

El análisis más elemental es que recibieron créditos que deben ser pagados. Todo indica que el Estado helénico ha abusado por muchos años con bajos impuestos, jubilaciones tempranas y mucha corrupción. Incluso, hay sospechas de que Grecia falseó datos económicos para ingresar al euro.

Por otro lado, la Unión Europea (UE) lleva mucho años financiando alegremente todos esos excesos. Ahora, los acreedores de Grecia, encabezados por Alemania, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, consideran necesario imponer modificaciones al “estado de bienestar” griego, para que les paguen sus préstamos, incluyendo aumento de impuestos, de edad de jubilación y recortes en beneficios públicos. El Gobierno de Grecia, dirigido por un correoso partido de izquierda con más apoyo popular del que muchos quisieran, decide llamar a un referendo para que sus ciudadanos decidan si se adoptan o no las medidas impuestas por los acreedores. A mi modo de ver, así se tomarán cada vez más decisiones en el futuro. Si bien el Gobierno propuso rechazar las imposiciones (tal vez hubiera sido más lógico que como árbitros de la decisión se mantuvieran neutrales), se permitió que quienes proponían aceptar las condiciones explicaran su posición. A la hora de los votos, en la cuna de la democracia, el “no” arrasó, obligando a los negociadores del Gobierno griego a cumplir el mandato de su población.

Lo interesante, es que a pesar de todas las amenazas de Alemania y los acreedores de sacar a Grecia de la moneda única y de la UE, la medida del referendo los ha obligado a sentarse nuevamente a la mesa de negociación. Para muchos expertos, Alemania y la UE no pueden darse el lujo de presionar a Grecia, y arriesgarse que los rescates lo hagan Rusia o China, o que los griegos rescaten su economía ellos solos, lo que daría ideas a otros países que se encuentran en situaciones parecidas a la griega.

Lo que parece un hecho (aunque no lo quieran aceptar los defensores a ultranza de la economía neoliberal), es que los ciudadanos no parecen estar dispuestos a aceptar que les impongan sacrificios para resolverle a prestamistas que también han pecado de no establecer los adecuados controles, al financiar la corrupción y los excesos de los políticos. @drpichel

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código