Facebook Live: El impuesto de inmueble y el patrimonio familiar Ver más

REFLEXIÓN

El 3 de noviembre y el 9 de enero: Jorge Luis Macías Fonseca

Son dos las coyunturas estelares de la etapa de la república panameña que contribuyeron de manera significativa a darle contenido a la panameñidad. Establecer un paralelismo entre estos dos grandes acontecimientos, es importante. Cada uno tiene su verdad, generada en su propia naturaleza. No obstante, conviene realizar algunos señalamientos. En noviembre de 1903, se crearon las condiciones para la separación de Panamá de Colombia, y no se puede desconocer la participación directa de Estados Unidos en su consumación, en asocio con sectores del poder económico istmeño, que concibieron necesario el distanciamiento de Colombia.

Digamos, con toda seriedad, que los hombres nacionales de 1903, no enfrentaron al imperio estadounidense, sino que se identificaron en propósitos. Eso, tal vez, es lo que lleva a la crítica en torno a sus actuaciones, al punto que señaló el Dr. Ricaurte Soler (q.e.p.d.), que si comparamos los hombres panameños de la coyuntura novembrina, con los del decimonono (siglo XIX), reflejarían aquellos una triste figura en la historia nacional.

Así, con más vicios que virtudes, se inició en noviembre de 1903 la república, con una existencia traumática que fue signada por el usufructo de sus bienes y por la violación permanente a su autodeterminación, como afrenta permanente.

Distinto a enero de 1964, cuando los panameños enfrentaron con decisión al imperio estadounidense. Se trataba de reivindicar la patria para deshacer una relación de oprobio que se inició en 1903, la que generó un Estado atrofiado.

Desde luego, en 1903 no hubo sacrificio de vidas humanas, todo se resolvió desde la perspectiva del imperio de manera diplomática y económica. En enero de 1964 hubo sangre, fuego y muerte. Sin menospreciar lo ocurrido en 1903, la jornada de 1964 estuvo signada por un sentimiento de patria con contenido de hidalguía y altivez. Se trataba de reiniciar la república y, precisamente, esa tarea fue la realizada por los hombres y mujeres (todos pertenecientes al pueblo). De manera que, sin desconocer el principio de la república, acto que merece todavía ser hurgado en profundidad por la historiografía nacional, el reinicio de la república (1964) es merecedor de toda la ponderación, pues condujo a la eliminación del desigual convenio del Canal ístmico, firmado por un francés y un estadounidense, por otro, firmado por un panameño.

Mientras que desde el inicio del Estado panameño hubo de luchar por el reconocimiento de la soberanía en todo el territorio y por una relación más justa y respetuosa, que llevó al presidente José Antonio Remón Cantera a señalar: “Ni millones ni limosnas, queremos justicia”. En la nueva república, impulsada desde enero de 1964, se logró la soberanía y la justicia, que reclamó Narciso Garay padre, cuando dijo que algún día llegaría para los panameños,-por el inexorable designio de Dios,-la justicia redentora que nos había sido denegada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código