Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

TRABAJO EN EQUIPO

Más allá de un nuevo año lectivo: Lourdes Sandoval Amores

Un nuevo año lectivo se inició y aún son muchas las escuelas, a lo largo del país, que no se encuentran en condiciones adecuadas para recibir a los estudiantes. Sin embargo, debemos reconocer que el gobierno ha puesto gran empeño en cumplirles a los alumnos y docentes panameños, con la reparación de sus planteles educativos.

Desde hace un par de meses, el presidente inició programas especiales para tener las escuelas en óptimas condiciones y recibir adecuadamente el año escolar. Pero la pregunta es: ¿por qué, si se ha puesto empeño en tener los colegios listos para el inicio de clases, hay varios que no se encuentran en condiciones de recibir a sus estudiantes? Además, ¿por qué todos los años pasa exactamente lo mismo?

La respuesta a estas preguntas es que, sin duda, nuestro país no tiene una política de Estado determinada y continua en casi ninguno de los temas sociales de relevancia, incluyendo la educación. Esta es una prioridad de Estado y la realidad es que si cada cinco años entra un nuevo gobierno, con nuevos planes, y no se le da continuidad a los planes anteriores, seguiremos cada comienzo del año lectivo sin ningún cambio.

Es evidente que no todos los proyectos son buenos y, por ende, no se deben continuar, pero es inconcebible la falta de un proyecto de Estado continuo que ayude a que todas las escuelas, sin excepción, estén preparadas durante el inicio de clases.

No es culpa exclusiva del gobierno ni de sus decisiones, pues también existe un problema de cultura y no saber cuidar los planteles educativos. Se le debe inculcar al estudiante el sentido de valorar su casa de estudios. En este inicio de clases, hemos visto colegios que han sido reestructurados, pintados y amoblados, no obstante, también podemos hacernos una idea de cómo veremos esos mismos colegios dentro de un par de meses, debido a que los estudiantes no valoran ni cuidan la inversión que todos los panameños hacemos, diariamente.

Como jóvenes, apoyamos las buenas iniciativas y proyectos que tenga el gobierno actual en pro de la educación. Podemos tener un país en desarrollo, grandes proyectos con crecimiento económico, pero ¿de qué nos sirve todo ese crecimiento, si los panameños no somos parte de ese progreso?

Digo esto, porque lastimosamente, como joven, he sido testigo de cómo los extranjeros se están apoderando de plazas de trabajo importantes, debido a que los panameños no llenamos las expectativas para esos puestos. Es necesario recalcar que no estamos en contra de abrirle las puertas a los extranjeros, sin embargo, como panameños, tenemos el deber de hacer un llamado de auxilio para que se mejore la educación en este país.

La etapa escolar es indispensable para el desarrollo y crecimiento de los panameños y para que nos podamos preparar de cara al futuro, y “llenemos los zapatos” (que hoy nos quedan grandes) en diferentes plazas de trabajo.

Para esto se requieren muchas cosas, por ejemplo, que un niño tenga una silla cómoda en el aula y condiciones adecuadas para recibir clases de un profesor preparado y con métodos innovadores para impartir sus cursos.

Para mejorar la educación en Panamá, debemos trabajar en equipo, tanto estudiantes, padres de familia, maestros, el gobierno, en fin, el país entero.

La educación es nuestro futuro y con seguridad puedo decir que es nuestra esperanza de poder ser el Panamá que todos soñamos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código