Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

RENDICIÓN DE CUENTAS

El ocaso de los sátrapas: Johnny Suárez Sandi

El año 2011 que termina quedará, especialmente, marcado en la historia por lo fecundo en cuanto a la caída de dictadores y demás alimañas que sometían a pueblos enteros; violentando, por décadas y de manera sistémica, sus derechos fundamentales.

El Medio Oriente albergó los levantamientos sociales más sangrientos que se hayan visto en las últimas décadas. Todo inició en la apacible República Tunecina con una la rebelión popular que sacó del poder al presidente Ben Alí, hombre que gobernaba a este bello país desde hacía 23 años. Acosado por su pueblo, dimitió a su cargo y tomó el camino de la huida.

Luego de este despertar popular, vinieron las protestas en Egipto, un segundo y doloroso capítulo árabe que se trajo abajo al sempiterno “presidente” Hosni Mubarak.

La tragedia Libia fue el siguiente capítulo. Meses de guerra civil bañados en sangre y muerte por doquier, todo gracias a la reticencia del “rey de reyes” y sus hijos herederos a abandonar sus cómodas tiendas del desierto libio. Dolorosas imágenes con final infeliz para el coronel y sus malcriados cachorros.

Por esos mismos días, el presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, con más de tres décadas en el cargo, no pudo, como deseaba, heredar el “trono” a su hijo Ahmed Saleh, y prefirió una maniobra de escape en tiempo, con apoyo de sus vecinos, para salvar su pellejo y seguramente también su fortuna. Hábilmente negoció su inmunidad y una salida segura, antes de que su pueblo lo ajusticiara como a su colega de andanzas libio.

Se escribe todavía hoy un sangriento capítulo en Siria. No han sido suficientes los miles de muertos (se considera que ya suman tres mil en los últimos meses) ni las presiones de la Liga Árabe y de la comunidad panarábiga en general. No han surtido efectos los llamados de la comunidad internacional para que abandone el poder. Este presidente sirio, si es que se le puede llamar así (heredero del cargo que dejó su padre al morir) se aferra a la silla presidencial, se niega a negociar, alegando que solo son unas cuantas bandas armadas, violentas y formadas por saboteadores, al servicio de intereses extranjeros.

Este amanecer democrático de Medio Oriente y del norte de África ha tenido un elevadísimo costo. Indudablemente se ha pagado con sufrimiento y miles de vidas humanas, con miles de mutilados y destrucción de infraestructura.

Hemos visto las crudas imágenes que nos reportan los medios de comunicación y es incomprensible cómo un hombre y su reducto inmediato sean capaces de causar tales tragedias en pleno siglo XXI, todo por causa de su enfermizo apego al poder y a la riqueza.

La historia de la humanidad nos dice que los pueblos resisten, que aguantan las vejaciones, la violencia y el sometimiento, pero que siempre llega el momento en que el cansancio y el abuso es tal que necesitan explotar y sacudirse, aplastar a los dictadores, a los detentadores ilegítimos del poder.

Ciertamente, los pueblos se cansan, resisten y acumulan su furia; lo hemos visto en nuestro entorno inmediato y más allá. Pero ya sea en América Latina, en África, en Medio Oriente o en Asia, los sátrapas terminan igual, en fuga, presos o masacrados.

Desafortunadamente, muchas naciones alrededor del mundo han tenido que pagar y siguen pagando elevadas cuotas de sangre, de violencia y pobreza para poder avanzar hacia estadios superiores de democracia y de respeto a sus derechos fundamentales. Desafortunadamente, también, aún quedan muchos dictadores sanguinarios y aprendices de dictador, con los mismos denominadores comunes: acceso ilegítimo al cargo y apego al poder, megalomanía, negación de los derechos fundamentales de sus conciudadanos, acumulación ilegal de riquezas y desprecio por la vida humana.

Afortunadamente, nadie y ningún mal son eternos, el asunto es cuestión de tiempo y resistencia. Indudablemente, a todos los sátrapas les llega su oscuro día, que por el contrario, es el día del claro amanecer que trae consigo la liberación de los pueblos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código