SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA

Lo que se tiene que oír: Daniel R. Pichel

Y sigue la discusión del Proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva. Hay dos grupos. Unos que apoyan el proyecto basado en elementos estadísticos y epidemiológicos, y otro que se opone por razones legales. Luego, hay quienes vociferan generalmente en contra, basados en opiniones moralistas, religiosas y simplistas, ajenas a lo que se discute.

Mientras, las redes sociales siguen siendo el tinglado más divertido. Obviamente, las redes son más permisivas y exhiben razones sorprendentes para oponerse. Los argumentos basados en elementos legales son válidos, al margen que un mismo artículo de un decreto, ley o constitución, tienen significados diametralmente opuestos si los analizan dos abogados distintos, pagado cada uno por distintas partes del conflicto.

Sin embargo, lo más increíble son algunas cosas que se dicen citando supuesta “ciencia”. Hay que partir de la base que la evidencia científica hay que verla objetivamente, al margen de que nos guste o no. Desechar resultados que no son de mi agrado es la antítesis de la ciencia. Decir que “los científicos se equivocan” es describir el método que implica identificar errores y corregirlos. La ciencia no tiene “verdades reveladas” que solo convencen a quienes creen en ellas. A final, el avance científico es consecuencia de una concatenación de errores que obligaron a seguir buscando respuestas.

Lo que voy a mencionar en los próximos párrafos no sale de mi imaginación. Ha sido expuesto durante las discusiones que se han dado alrededor del anteproyecto 61. Pónganse cómodos, porque algunos dan risa, pero otros dan miedo...

Los argumentos contra el proyecto provienen de grupos “pro familia”. Por lo visto, los que pensamos que esa ley es necesaria, no tenemos familia, no tenemos hijos y no nos interesa que se eduquen. Honestamente, cuando uno lee esto, lo que cabe preguntar es si son o se hacen... Todos sabemos que la familia es la base de nuestra sociedad y que debemos insistir en que sea esa familia la que oriente en temas de sexualidad. Pero, ignorar que en nuestro país hay muchas familias que o no existen o no funcionan es irresponsable.

El placer no debe mencionarse en la educación sexual pues fomenta la promiscuidad: Entendamos que el placer es un elemento implícito en el sexo. Si causara dolor como un cólico renal, posiblemente ya se hubiera extinguido la especie. Pretender que el sexo solo tenga funciones reproductivas es ridículo. Por eso, en el siglo XXI, la gente tiene el derecho de decidir cuánta descendencia puede o quiere tener. Y todos deben tener acceso a las opciones disponibles para ello.

La ley debe aplicarse solo a mayores de edad: Sería buena idea que propongamos también una para hacer examen prostático obligatorio, pero solamente a las mujeres.

Esto no es más que una estrategia de negocio para vender condones y anticonceptivos de parte de UNFPA, OMS, IPPF, las farmacéuticas y Aplafa: Los que argumentan esto son los mismos que se oponen a que las niñas se vacunen contra el virus de papiloma humano, pues proteger contra infecciones de transmisión sexual es una carta abierta para acostarse con cualquiera. Se han inventado un montón de historias sobre lo peligrosísima que es la vacuna. Evidentemente, la comunidad médica considera a esta gente un montón de ignorantes y no los toma en cuenta. En el mundo se han puesto más de 67 millones de vacunas contra VPH con una tasa de efectos secundarios serios de tres cada cien mil dosis administradas. Es una vacuna segura.

La OMS busca pervertir a la juventud porque es una encarnación del anticristo que ha venido a acabar con las bases cristianas de nuestra sociedad (sí, eso apareció en una publicación). Para esta gente llena de teorías de conspiración la OMS, IPPF, ONU y Aplafa, son como iglesias de una deidad que adora a Satán, y que su profeta es Hillary Clinton. Esta gente ve sexo, homosexuales, abortos y perversión en todos lados. De veras que debieron tener una juventud bien complicada para haber quedado así.

Uno de estos Nostradamus de la conspiración, que parece tener el colon por arriba del tentorio, insinuó que la grabación que circuló por las redes sociales y los medios, sobre una supuesta violación de una niña de seis años, fue creada por Aplafa para generar empatía hacia el proyecto de ley. Con toda honestidad, esto no es solo irresponsable, sino temerario. Aplafa lleva 50 años atendiendo víctimas de abuso sexual para que cualquier pelafustán, en medio de sus obsesiones, acuse a la institución de semejante cosa. Darle color a esta gente es un error, porque se les generan 30 segundos de fama, pero esas aseveraciones no deben de ninguna manera permitirse, ni siquiera de gente cuyo odio hacia los homosexuales no se sabe si es por obsesión o por claustrofobia.

Para terminar, una graciosa... Resulta que el programa Crisol de Razas es consecuencia de lo que hace Aplafa. En una de estas teorías pujadas después del desayuno, resulta que los programas de planificación familiar del último medio siglo, tienen como consecuencia que cada vez haya menos panameños para trabajar, lo que nos obliga a importar y legalizar extranjeros a la carrera... Semejante aseveración, pierde encanto si se comenta. Así que, nos vemos en 15 días...@drpichel

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código