TOLERANCIA

Un país lleno de odio: Anabella Dex

Sentir “felicidad y gozo” por el mal ajeno es lo más bajo y primitivo de la naturaleza humana. Peor todavía es con premeditación y alevosía tramar e infligir el daño a la víctima por el placer que proporciona el sufrimiento ajeno. Ningún animal siente este tipo de placer. Tengo la imagen de una manada de lobos hambrientos devorando y peléandose fieramente por su presa, todavía cruda y caliente. El lobo lo hace para subsistir, el ser humano no.

¿Qué está pasando en nuestro país? Tal vez hay rabia por no poder lograr lo que se quiere, impotencia ante los poderosos y el sistema, envidia por las posesiones de los demás, una intolerencia de que si no eres como yo o no estás en mi partido político eres mi enemigo, venganza por el “ma” causado, odio imposible de reprimir?

Cualquiera que sea la causa, lo cierto es que un país con una población con este tipo de sentimientos no va por buen camino. No quiero ni pensar que vayamos camino de una guerra civil armada, pero ya la tenemos en nuestros corazones. El descontento, la división y la intolerancia ya están presentes.

Echarle la culpa de lo que ocurre a los gobiernos, sea el actual o los pasados es infantil. Los gobernantes no vienen de Marte, sino salen de la población nacional. Y como hemos tenido todos los partidos políticos gobernando, cada uno en su momento, y a todos se les ha acusado exactamente de lo mismo, es claro entonces que el problema radica en nuestra propia población.

¿Por qué creen ustedes que países que hoy son considerados del primer mundo, con alta calidad de vida, han logrado establecer sistemas de justicia que, aunque humanos, respetan la ley, centran su futuro en la educación de la población y las relaciones internacionales, defienden los derechos de los menos favorecidos? Porque hubo tiempos en que se cortaron las cabezas los unos a los otros, destruyeron todo lo que tenían a tal grado que tuvieron que comer cortezas de los árboles para sobrevivir. Porque se dieron cuenta de que únicamente bajo el marco de “nosotros” en vez de “yo” había posibilidad de salir adelante de una manera satisfactoria para todos.

Tal vez estoy soñando que Panamá pueda aprender de las experiencias ajenas. Pero mi naturaleza es positiva. La lucha del ser humano y del panameño en particular, debe ser por contribuir a hacer un mejor país, un lugar donde queramos que nuestros hijos vivan en paz y prosperidad. Para eso hay que trabajar duro y honestamente, dar un buen ejemplo de civismo y cortesía, cultivar los buenos hábitos, respetar las leyes y a los demás, dar preferencia a lo bueno duro que a lo malo fácil, olvidarse del yo y actuar en nosotros nosotros. El ser humano tiene de bueno y de malo y ser inteligente consiste en tratar de suprimir lo malo para que aflore lo bueno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código