Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

RECLAMO INDÍGENA

¿Un país o dos repúblicas?: Jorge Marengo

Frente a la situación que hemos vivido en relación al problema indígena, me pregunto si realmente aún somos un solo país. Este cuestionamiento me vino a la mente cuando escuché a un grupo de ngäbes, incluyendo a sus altas autoridades, referirse a dos países: el de ellos y el del Presidente de la República. Este hecho se repite, constantemente, ignorando que el Estado panameño es uno solo.

Los recursos hídricos son patrimonio de todos los habitantes del país, sin excepción, y se requieren para continuar con el crecimiento y desarrollo de Panamá. Sin embargo, los ngäbes consideran dicho recurso, existente en la comarca y fuera de ella, como propio e intocable, olvidándose de que el derecho de decidir dónde se deben construir, o no, las hidroeléctricas es competencia exclusiva del Estado panameño.

El cobre, el oro, el petróleo y cualquier otro yacimiento que se descubra en el subsuelo, no importa el lugar, es un patrimonio nacional, o sea, de todos sus habitantes, no de una pequeña parte de la población.

Este grupo de indígenas constituye una minoría en el país, el 9% aproximadamente de la población total, que es de 3.5 millones de habitantes. Es evidente, de acuerdo a los incidentes recientes que se han sucedido entre indígenas y latinos –como ellos llaman al que no es de su etnia– que es urgente y necesaria una mayor integración de dicho grupo a la nación panameña, con políticas adecuadas para evitar un posible fraccionamiento del Estado. No se debe ignorar, dadas las condiciones existentes y el aparente apoyo que tienen desde el exterior, la peligrosa pretensión por parte de algunos grupos de crear un Estado indígena; de esto hay antecedentes históricos, lamentables, registrados a comienzos del siglo XX en este país.

Los ngäbes se consideran dueños absolutos, en forma errónea, de todo lo que los rodea y más, incluyendo el subsuelo, y piensan que están por encima de la Constitución de Panamá. En su momento se tendrá que revisar la legislación que creó la comarca Ngäbe Buglé, con el propósito de que constituya parte integral de la República de Panamá, como el resto de las minorías étnicas existentes. Los indígenas consideran que, por ser originarios, nadie puede privarlos de su libertad. La Constitución de Panamá, en su artículo 19 establece bien claro que en este país no habrá fueros ni privilegios, y el artículo 20 señala que todos los panameños y extranjeros somos iguales ante la ley.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código