REFLEXIÓN

El papa Francisco: Pastor E. Durán Espino

Hay quienes dicen que el Vaticano se sentía avergonzado de los escándalos, por lo que eligieron como Papa a uno no europeo, como lo es Francisco, con un estilo distinto de conducir la Iglesia.

Yo, como “Pastor” (de nombre, no de iglesia), pienso que si en el llamado “Tercer Mundo” vive el 60% de los católicos, está bien que se escuche la opinión, cultura e idiosincrasia de esta gran mayoría católica.

En nuestros países pobres a todo Francisco le llamamos Chico, un nombre que proyecta no solo una Iglesia pobre, sino para los pobres. Los jesuitas como Francisco, siempre parten del precepto cristiano de que hay que tender la mano al más pequeño, al más pobre material y espiritualmente hablando.

Es cierto que el cardenal brasileño Odilo Scherer era el favorito del Vaticano, pero se “quemó” –como se dice popularmente–, porque a pesar de que trabajó intramuros e hizo muchas amistades allí, defendió a la curia, públicamente, y al famoso Banco Vaticano.

La Iglesia argentina, durante la dictadura no denunció el terrorismo de Estado (como sí lo hizo la panameña cuando desaparecieron al padre Gallego), no obstante, la historia recuerda al obispo Enrique Angelelli (quien murió de manera siniestra), a Jorge Novak, Jaime de Nevares y a Jerónimo Podestá, quienes sí fueron críticos en aquellos tiempos.

Sin embargo, cuando se hacen acusaciones contra el Papa, recordemos que los argentinos Adolfo Pérez Esquivel, católico comprometido y Premio Nobel de la Paz, y Graciela Fernández Meijide, exintegrante de la Comisión Nacional sobre Desapariciones de Personas, no encontraron ni una sola vez el nombre de Jorge Mario Bergoglio en documentos o denuncias. Por el contrario, se dice que él salvó a muchos perseguidos políticos escondiéndolos en el Colegio Máximo de San Miguel. Estamos de acuerdo con quienes dicen que lo que interesa no es Bergoglio y su pasado, sino Francisco y su futuro.

Temas como la despenalización del aborto y el matrimonio homosexual en Argentina fueron vistos por Bergoglio como “la mano del Diablo”, por lo que se enfrentó al Gobierno; y aunque “a creer se va a la iglesia”, como decimos a veces por allí, creemos –conociendo a los jesuitas con quienes trabajamos durante 22 años, en una institución de educación popular y promoción social– que “Chico” promoverá la discusión en democracia (poder de la mayoría) y respetará lo que se decida en este sentido, sin imponer cosas de arriba hacia abajo y escuchando distintas opiniones; no haciendo lo contrario, como es la práctica habitual en una republiquita (cuyo nombre no quiero mencionar), en donde no hay Papa, pero sí hay ñame.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código