PLANIFICACIÓN URBANA

El ´parque central´ de la ciudad: Ricardo Brown-Salazar

Las prioridades de los gobiernos desde antes que se creara la república, en la mayoría de los casos, no se han enfocado en planificar a largo plazo y es así como hoy en día, entre otros muchos problemas, no contamos con suficientes áreas verdes en la ciudad y las aguas de la bahía son un pozo séptico al que van a dar las inmundicias de una urbe cubierta de torres de concreto que dan el espejismo de país desarrollado.

Esta histórica falta de planificación nos ha dejado sin áreas verdes de uso público. En la ciudad de Panamá solo contamos con un parque de tamaño decente, el Parque Recreativo Omar; dos áreas protegidas, el Parque Natural Metropolitano y el cerro Ancón, y dos áreas públicas de buen tamaño, la cinta costera y la calzada de Amador (allí las áreas de uso público están desapareciendo ante las concesiones privadas). Cuatro de estas cinco áreas no fueron creadas como parte de una planificación estratégica a largo plazo, todas se crearon circunstancialmente: una era un club privado de golf y las otras tres formaban parte de bases militares estadounidenses.

Hay varios grupos en Panamá que permanentemente nos quieren hacer creer que por tener unos cuantos edificios en la ciudad somos un país del primer mundo, pero al abrir los ojos nos damos cuenta de que eso está totalmente alejado de la realidad. En ocasiones estas personas pretenden comparar Panamá con Manhattan, pero raramente incluyen el Central Park y la importancia de las áreas verdes de uso público en sus discursos. ¿Cómo se puede hablar de Manhattan, sin hablar del Central Park?

Tzoulas et.al. (2007. Promoting ecosystem and human health in urban areas using Green Infrastructure: A literature review. Landscape and Urban Planning 81(3): 167–178) citan y analizan más de 130 publicaciones científicas que confirman que existe una relación positiva entre el acceso a áreas verdes, salud y longevidad. De esta forma el tema de las áreas verdes de uso público debe de convertirse también en parte de la agenda permanente del Ministerio de Salud, que en la búsqueda de mejorar la salud de la población está obligado a promover su existencia.

Pero no hablamos de parquecitos con dos bancas, un columpio roto y área verde como para sembrar una mata de culantro, estamos hablando de parques de verdad, con lagos, fuentes (que funcionen), ciclovías, mesas de picnic, áreas infantiles, canchas deportivas y otras atracciones.

En Panamá nos queda un área céntrica aún no urbanizada en la que podemos establecer nuestra versión mejorada del Central Park o esos hermosos parques europeos. Esta área se quema todos los años llenando la ciudad de humo y cenizas, creando serios problemas respiratorios en la población sin que sus dueños se hagan responsables por los daños causados: los terrenos baldíos a lo largo del Corredor Norte y la vía al puente Centenario, desde el templo Bahá´í hasta el Parque Natural Metropolitano, colindando con el Parque Nacional Camino de Cruces y el Parque Nacional Soberanía.

En noviembre cumpliremos 109 años de vida republicana sin planificar a largo plazo en el tema de áreas verdes urbanas. Se acabaron las excusas. Las tierras están allí.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código