REFLEXIÓN

El ocaso de los partidos políticos: Azucena Filló Haro

La pregunta obligada frente al divorcio entre los partidos políticos y el servicio que están llamados a realizar, es decir, la razón misma de su existencia, nos lleva a preguntar si tienen algún sentido; y no es porque nos inspire de manera caprichosa el descartarlos, sino porque quizás la investigación sobre el tema nos lleva a concluir que hace falta una visión distinta de su razón de ser y del servicio que deben prestar al país.

Hay un ensayo, en inglés, que se titula: Democracy Without Political Parties (Democracia sin partidos políticos), escrito por el abogado Treg A. Julander, que me parece apropiado comentar, porque desde el inicio de la nación estadounidense ha existido un debate que cuestiona los méritos de los partidos políticos. Por ejemplo, tanto el primer presidente de Estados Unidos, George Washington, como el cuarto, James Madison, desconfiaban de los efectos que podrían tener en la gobernabilidad del Estado lo que denominaron “facciones”, porque, según ellos, los hombres libres podrían inevitablemente conformar partidos opresivos, afectando la libertad que es la base fundamental de la creación del Estado norteamericano.

La teoría sostenía que los partidos políticos serían consumidos en intentos inútiles para poder funcionar en las, de por sí, intrincadas divisiones de la estructura gubernamental. Dice el autor que, 200 años después aún se debate si la democracia necesita de partidos políticos fuertes y de la ejecución de reformas para resucitar su sistema decadente.

Al inicio, el sistema de partidos mantenía verdaderos vínculos con la gente y logró la capacidad y la fortaleza organizativa de las instituciones religiosas y los sindicatos. Ahora el consenso entre los estudiosos es que la fortaleza de estos para competir políticamente está casi agotada por las siguientes razones:

1. Sostiene Julander que con el advenimiento de los medios masivos de comunicación es casi innecesaria la práctica de reuniones y distribución de información de los grupos políticos. Hoy la comunicación se efectúa por medios mucho más rápidos y tiene amplia cobertura a través de la TV, radio y telefonía. Si a esto le agregamos los sondeos de opinión para determinar el sentir del electorado, vemos que han afectado sensiblemente el papel de los partidos. Es decir, el desarrollo tecnológico es mucho más rápido y eficiente en materia de medición de la opinión.

2. Su debilitamiento obedece, en gran medida, a la influencia de los grupos de interés que compiten con los propios partidos que han abandonado las raíces de las que formaron parte y que perseguían objetivos éticos y la representatividad de los grupos sindicalistas. Hay un caso que viene a colación en Panamá y es el soborno que mostró un diputado, pagado por una empresa importante en el país. Este caso se pudo conocer por su propia denuncia (que vimos a través de la TV) y la muestra del dinero pagado, pero no así de los innumerables casos que aún desconocemos y que, probablemente, forman parte de esa deformación política y de la corruptela local.

3. El dinero juega un papel incuestionable en el secuestro de la democracia en Panamá, junto con los medios de comunicación y los grupos de intereses. Hemos prostituido no solo la política sino a sus instituciones. Actualmente es posible comprar conciencias (de pocos méritos), y formar parte de grupos sin ideales que responden solo a intereses crematísticos.

La dignidad es hoy una palabra hueca sin contenido, junto con la conciencia light, esto trae como resultado el desorden generalizado de la sociedad que, sin metas ni ilusiones de tener un mejor país pierde más, porque una sociedad como la nuestra, representativa también de los peores ejemplos del sistema capitalista, no puede llenar esa otra parte de nuestro ser que es capaz de contemplar la belleza que nos regala nuestra naturaleza; disfrutar de la música que eleva nuestro espíritu; del recuerdo añorado de ese otro Panamá, de nuestros sueños e ilusiones juveniles, que mejores generaciones de hombres visionarios vislumbraron para el bien de la nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código