JUBILACIÓN

Antes de partir: Adriano Mckenzie F.

El título de este artículo lo tomé prestado de una película protagonizada por Morgan Freeman y Jack Nicholson (se las recomiendo). En la cinta hay elementos como la lista de cosas que no hemos hecho y queremos hacer antes de partir de este mundo, y que la vida en todo momento nos da sorpresas. Ahora, a lo nuestro. En los últimos años y en cumplimiento de los derechos humanos, los gobiernos han establecido leyes que protegen al empleado público que después de su edad de jubilación (62 años para los hombres y 57 para las mujeres en Panamá) deseen seguir laborando, es decir, deja a criterio de cada quien si se retira o no.

Algunas instituciones como la Universidad de Panamá –debido a una iniciativa conjunta entre las autoridades de la administración y la Asociación de Empleados Administrativos (Aseupa)– reconociendo los años de dedicación del trabajador, les conceden al jubilarse y retirarse una indemnización en efectivo, dependiendo del tiempo de servicio.

Sin soslayar el derecho inalienable al trabajo que tiene todo ser humano, es evidente que con la edad nuestros reflejos y algunas aptitudes y actitudes disminuyen, y estas características son fundamentales para desarrollar un apreciable número de ocupaciones.

He aquí el quid del asunto. No es recomendable que después de la edad de jubilación sigan laborando los policías, agentes de seguridad, bomberos, obreros de la construcción, enfermeras y otros. Estas ocupaciones implican un alto desgaste y exigencia física y, con el paso de los años, el rendimiento no es el mismo, a diferencia de otras profesiones como las de catedrático universitario, periodista investigativo, médico general o escritor, porque en estas los años agregan sapiencia y el análisis deductivo se acrecienta.

Por un lado, a la Caja de Seguro Social (CSS) le conviene que los jubilados trabajen, porque siguen aportando y con ese dinero autofinancian su jubilación. Esto representa un ahorro para el sistema, de lo contrario la totalidad del pago que reciben sería sostenido por la CSS.

La otra cara de la moneda es que, al permanecer en sus puestos, se incrementaría el desempleo de jóvenes egresados de la educación media y superior, postergando su entrada al mercado laboral.

Ahora bien, hay una realidad que no podemos obviar. La vejez se ensaña con unas personas más que con otras –dependiendo del estilo de vida que han llevado o por suerte– y las enfermedades oportunistas hacen leña de lo que fue antes un cuerpo vigoroso y sano.

Si nuestra mente se mantiene lúcida, aprovechemos el momento para partir y dedicarnos a actividades más gratificantes y menos desgastantes. He aquí la parte polémica de este tema. Pero si con lo de mi jubilación no me alcanza, por favor, señores, debemos usar razonablemente nuestros ingresos, y los nietos que los críen nuestros hijos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código