110 ANIVERSARIO

El pasado y futuro de la OPS: Federico Hernández-Pimentel

Hace 110 años, el 2 de diciembre de 1902, los representantes de los países de las Américas reunidos en la ciudad de Washington, D.C., organizaron un frente unido contra la propagación de las epidemias y las enfermedades infectocontagiosas, entre las que figuraban la peste, la malaria y la fiebre amarilla, que asolaban a la población de las Américas a finales del siglo XIX y amenazaban el futuro de proyectos ambiciosos como la construcción del Canal de Panamá y la posibilidad del desarrollo comercial de las nuevas repúblicas con Europa. La decisión de estos hombres idealistas, representantes de 11 países que se reunieron en la Primera Convención Sanitaria General Internacional de las Repúblicas de las Americanas, en diciembre de 1902, en Washington, D.C., dio origen a la Oficina Internacional Sanitaria, que con el paso del tiempo llegaría a ser el organismo internacional más antiguo de ininterrumpida dedicación a la salud pública y que en la actualidad se conoce como la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Desde su fundación, la cooperación técnica brindada por la OPS ha sido decisiva, lo que permitió que a lo largo de sus 110 años, la Organización y sus Estados Miembros alcanzaran importantes hitos en la salud tales como la erradicación de la viruela y la poliomielitis, así como la eliminación de la transmisión endémica del sarampión y la rubéola. Durante el último siglo, la esperanza de vida en el hemisferio ha ganado casi tres décadas, la mortalidad materna y la mortalidad infantil han descendido significativamente, los servicios de agua potable y de saneamiento se han expandido, y las brechas en la salud entre ricos y pobres se han reducido.

Inicialmente el trabajo de la Oficina Sanitaria Panamericana se centró en informar sobre las condiciones sanitarias en los puertos de mar, las cuarentenas marítimas y el control de las enfermedades infecciosas; en 1920, en la Sexta Conferencia Sanitaria (Montevideo, Uruguay), la misión de la Organización se amplió a la promoción de la salud en su totalidad. Cuatro años después, las funciones y las responsabilidades de la Oficina se extendieron más con el Código Sanitario Panamericano, el primer tratado de cualquier tipo firmado por todas las repúblicas de las Américas. Tras la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1949 la Oficina Sanitaria Panamericana se convirtió en Oficina Regional de la OMS para la Región de las Américas, con lo cual quedó asociada al sistema de las Naciones Unidas. En 1950, la Oficina firmó un convenio formal con la Organización de los Estados Americanos para servir como el organismo especializado en salud del Sistema Interamericano.

En 1958, la Oficina fue renombrada como Organización Panamericana de la Salud. En la siguiente década, la OPS sirvió como la agencia líder para llevar adelante los proyectos de salud como parte de la Alianza para el Progreso de los años sesenta. Durante los años 70 y 80, la OPS y sus socios interamericanos trabajaron juntos en mejorar tanto los niveles de vida como la calidad de vida en los países de la región, en el contexto de un reconocimiento internacional creciente a los vínculos entre las condiciones sociales, la salud pública y el desarrollo.

Hoy, en el siglo XXI, como resultado de las transformaciones globales la OPS continúa facilitando y adaptando su cooperación a las realidades y necesidades sanitarias de los países de la Región; y contribuye no solo al control de las enfermedades infecciosas, sino también al desarrollo de otras áreas como la reglamentación farmacéutica, el género y la salud, la salud mental, la salud ambiental, la atención integrada, la planificación de salud y formulación de políticas, entre muchas otras.

No obstante su edad, la OPS sigue joven porque se mantiene creativa, necesaria, relevante y con sueños y utopías porque ha mantenido constante los ideales compartidos que desde siempre han guiado su camino: la equidad, la excelencia, la solidaridad, el respeto, la integridad y, por supuesto, el panamericanismo; ideales que definen su misión con claridad: catalizar la cooperación panamericana para combatir las enfermedades, alargar vida y promover la salud física y mental de todas las personas en el continente americano.

La OPS continuará trabajando desde la cooperación internacional en pro de la noble causa de la “salud para todos” los habitantes de esta región, meta que es además su contribución al logro de una América unida, justa, democrática, incluyente, equitativa y solidaria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código