RESPONSABILIDAD

De la patria y otras tantas cosas más: Yoel González

“Nadie ama a su patria porque ella sea grande, sino porque es suya”, Séneca.

Con orgullo dibujamos, pintamos, redactamos, ideamos tantas cosas bellas de nuestra patria, somos fieles al anhelo de esta nuestra tierra y con optimismo sentimos tanta alegría por el terruño de donde somos. Sin embargo, en plena vida somos seres humanos, egoístas, incapaces de ayudar al prójimo, pendientes del juega vivo para aprovecharnos de las necesidades de los demás y es así como el poderoso abusa del humilde, el rico humilla al pobre, como el empleador extranjero y más el nacional pisotean al indígena, al negro y al campesino.

No es menester mío recalcar la abrumadora forma de ser de quienes no saben amar a su patria, sin embargo ellos se visten, se maquillan de patria y con ello atentan contra nuestra nacionalidad, ¿qué somos, hijos de Dios o hijos del maligno?

Somos grandes en esta tierra porque compartimos, ayudamos, apoyamos y enseñamos al que no sabe; iluminamos el camino del que está a oscuras e ilustramos la vida de quienes necesitan muchas más ilusiones de un futuro mejor.

Somos hijos de Dios porque creemos fielmente en su palabra, la hacemos cumplir, la impulsamos en el camino de quienes se alejan de Dios. Somos leales a sus enseñanzas y damos testimonio a todos los que tanto necesitan conocerle.

Ser patriota es algo más que poner banderas y decorar una casa, empresa o institución, es mucho más que desfilar un 3 y 4 de noviembre, es algo más que cantar el himno nacional, es más que honrar a nuestros padres es, simplemente, sentir que todo a tu alrededor es parte de ti y tú, parte de todos los demás.

Quien ama a su tierra y la cuida, conserva y valora es, precisamente, el que sabe que en cada niño humilde está el rostro de Dios, que en cada anciano enfermo está nuestro padre Jesús, que en cada papá y mamá hay un maestro que nos guía, pues su nobleza es símbolo para aquel que viene y va y representa un ejemplo para el que entra y sale de sus vidas. La patria es un sinnúmero de cosas maravillosas, pero también es un foco de pequeñas e inolvidables realidades, cultura, valores, deportes, identidad familiar y cristiana; colores vivos y opacos, costumbres y modales que nos realzan cuando todo es positivo y que nos empañan, cuando en oscuridad dejamos salir nuestros más bajos instintos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código