AFECTACIÓN A LA SALUD

La falta de planificación de obras: Ana Paula Figueroa

El ambiente en la ciudad de Panamá se ha vuelto exasperante, escandaloso y agresivo. Hoy día se percibe como algo normal escuchar en nuestras calles el uso exagerado del pito, los insultos y el ruido de motores de vehículos apurados por salir del tráfico; igualmente es común observar en las avenidas gran cantidad de carros, motocicletas, peatones y largas filas de gente esperando y peleándose por abordar el deficiente transporte colectivo del Metro Bus.

Los incesantes embotellamientos viales nos han hecho personas más violentas, impacientes, irrespetuosas, además de supremamente egocéntricas. Por desdicha, el congestionamiento vehicular a toda hora hace que los capitalinos vivamos una pesadilla cada vez que nos toca salir a la calle.

La violencia vial tiene su génesis en el estrés generado por los constantes tranques dentro del foco urbano. Esta alteración cotidiana nos afecta a todos, provocando ansiedades, frustraciones y actitudes defensivas que violentan a otros, ya sea pitando, gritando o faltando el respeto. Incluso llega hasta las agresiones físicas en plena vía pública. Todo ello como consecuencia de la práctica de un manejo brusco, desesperado, arriesgado, amenazante y entorpecedor del flujo vial.

Se hacen “extraordinarias” inversiones en infraestructura urbana sin una planificación adecuada, lo que afecta grandemente la salud psíquica y física de quienes viven, trabajan o transitan por la capital panameña, pues perdemos demasiado tiempo dentro de los automóviles. Al estrés producto del tráfico vehicular se le suman los problemas personales que aquejan a todo individuo que, en su conjunto, constituyen una bomba de tiempo.

Los embotellamientos vehiculares generan una conducta mucho más agresiva entre la población, además aumentan las probabilidades de accidentes, provocan el uso exagerado de las bocinas (que estresa a todo el que las escucha), aumentan el consumo de combustible y contaminan el ambiente.

La construcción de obras en la ciudad de Panamá es plausible, siempre y cuando no tomemos en cuenta factores como los sobrecostos, la cuestionable viabilidad de algunos proyectos y la dudosa calidad de algunos materiales empleados en la construcción de dichas obras, entre otros. No obstante, casi no se escucha hablar sobre las nefastas consecuencias a la salud producto del severo y continuo estrés que estos congestionamientos metropolitanos dejan en la gente.

Uno de los eslóganes publicitarios del actual gobierno menciona que “las molestias pasan y las obras quedan”, pero no se dice nada acerca de los daños permanentes a la salud y las demás afectaciones de diversa índole que se provocan por la falta de una correcta planificación de estas obras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código