ALERTA: Moradores de Juan Díaz bloquean el corredor Sur, a la altura de Don Bosco.

DEFENSA

Una visión miope de la cultura: Roberto Fajardo

Un interesante revuelo en nuestro medio cultural generó la orden del Instituto Nacional de Cultura (Inac) para la “remoción o limpieza” de un trabajo del artista Rolo de Sedas, titulado Las Mamis, pintado en los muros de un restaurante de la localidad.

Hay quienes dicen que no se trata de un mural y otros que ni siquiera es arte. Pero al margen de nuestro gusto, debemos reconocerlo como un trabajo artístico, pues es la creación de un pintor de reconocida trayectoria en el medio local, egresado de la Escuela de Artes Visuales de la Universidad de Panamá, con estudios de posgrado en España, que lo hacen competente para ejercer su labor.

El argumento principal para sustentar la exigencia impuesta por el Inac es de naturaleza técnica, el artículo 195 del Manual de normas y procedimientos para la rehabilitación y restauración del Casco Antiguo de la ciudad de Panamá.

Si bien es cierto, dicho artículo señala: “No se permite pintar letreros ni otro tipo de expresión gráfica en los muros”, el texto no prohíbe hacer “arte” en estos muros. En definitiva, esto merecería una especial atención. Expresión gráfica y arte no son sinónimos.

La situación es más incómoda, cuando en un recurso de reconsideración presentado por los representantes del restaurante en cuestión, se presentan argumentos que merecen la especial atención al caso; como es la citada Ley No. 9 de 27 de octubre de 1977 mediante la que el Estado panameño aprueba y se obliga al cumplimiento de normas y principios de la UNESCO y de la Ley No. 64 de 10 de octubre de 2012, con la que el Estado reconoce y protege el derecho de autor.

¿Cómo justificar aquí que no se trata de la destrucción de un trabajo de arte y la consecuente desaparición de un bien de patrimonio cultural? ¿Cómo negar la agresión ejercida sobre el derecho de autor que asiste al artista sobre su obra?

Debe observarse que de Sedas tiene diversos trabajos en otros lugares del Casco Antiguo y realizados en diferentes momentos, cabe la pregunta ¿Por qué ahora y por qué allí?

Considero que la mayor incomodidad se constituye al percibir toda esta situación como un caso más de miopía cultural, en la medida en que el Inac parece reflejar la falta de una visión integrada de lo que es la cultura en la contemporaneidad y la falta de un plan de trabajo que venga al encuentro de nuestra realidad local.

El hecho es que el Inac se detiene, con rigurosidad, en una “infracción menor”, cuando hay otras de mucha mayor prioridad que reclaman su atención.

Deberíamos considerar, entonces, las alteraciones urbanas, viales y arquitectónicas que ha sufrido el Casco Antiguo y Panamá Viejo, la cinta costera y sus fases, el Museo Reina Torres de Araúz y su colección arqueológica, el abandono de otros museos en la capital y en el interior del país. También, los edificios patrimoniales en ruinas, como el caso de la iglesia Catedral y la pérdida de la condición de Patrimonio de la Humanidad de San Lorenzo y Portobelo, para mencionar algunos ejemplos.

El Inac, en algunos momentos, ha tenido una noble y fundamental trayectoria para el desarrollo de la cultura de este país, pero desde hace varios años parece ser un refugio de “botellas” y funcionarios que, por razones políticas, aquí son desechados.

El manejo de la cosa cultural se muestra como rehén de la cosa política. Véase la situación de la gloriosa Escuela Nacional de Artes Plásticas, fundada por el insigne Roberto Lewis, la que cumplió hace poco 100 años de existencia, pero no cuenta con un edificio propio y carece de rumbo académico y curricular, como evidente abandono de la crisis que atraviesa.

Parecería que el país necesita y exige el establecimiento serio, pertinente y competente de una política estatal de la cultura que debería comenzar por una absoluta reingeniería de la institución encargada de la cultura, tal vez, mereciendo la condición de ministerio. Pues, no hay director ni funcionario bien intencionado que asuma esta institución y pueda cambiar el sistema aquí establecido durante tantos años sin una necesaria reingeniería estructural.

En cuanto eso, seremos obligados a continuar asistiendo a estos crecientes y constantes sucesos de miopía cultural.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código