Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

SOCIEDADES

La dictadura de lo políticamente correcto: José A. Friedl Zapata

La dictadura de lo políticamente correcto: José A. Friedl Zapata La dictadura de lo políticamente correcto: José A. Friedl Zapata
La dictadura de lo políticamente correcto: José A. Friedl Zapata

“El pensamiento corrompe el lenguaje y el lenguaje también puede corromper el pensamiento”. George Orwell, 1984. La columna vertebral sobre la que se apoya todo el esqueleto del éxito de la democracia estadounidense es el sentido del respeto recíproco, la libertad de expresión, anclada en la Constitución. El respeto al que aludimos no se circunscribe a las opiniones y actitudes con las que se concuerda, sino a no interferir con las que son distintas o incluso están en las antípodas. Hoy en día presenciamos en Estados Unidos (EU) un embrión de dictadura lingüística con lo que allí se llama politically correct manejado cultural y políticamente por una casta de sacerdotes de extrema izquierda –los llamados progressives– que critican el capitalismo y el libre mercado. El pensamiento intolerante que representa lo políticamente correcto ha contribuido a la enorme división en el seno de la sociedad americana. Este fenómeno de manipulación lingüística no se da en esta forma extrema ni en Europa ni en Latinoamérica. En Francia, por ejemplo, lo ven con cierta burla y sarcasmo. El cantante Benabar lo expresa así en una canción muy exitosa titulada Politiquement correct, y el director de cine francés Claude Lelouche por su parte en su filme L’aventure c’est l’aventure hace toda una crítica a los dogmatismos políticos que encierra este concepto.

El autoritarismo del políticamente correcto considera al ser humano como débil, pasible de ser engañado, o sea que está necesitado de la protección de esta nueva cultura que no está basada en el concepto de una sociedad libre. Es más, utiliza en parte métodos aún más autoritarios y tiránicos de la sociedad anterior a la que tanto critica. Este pensamiento autoritario fue lo que llevó a que los adictos de esta cultura realizaran verdaderas acciones de limpieza del lenguaje. Tal actitud nos trae en mente párrafos de la novela de George Orwell 1984 en los que habla de la creación de una “neolengua” a través de la que se reduce y transforma el léxico con fines represivos, con base al principio “lo que no forma parte de la lengua no puede ser pensado”.

¿Cuál es el verdadero origen de este virus que ataca a la sociedad americana? Muchos piensan que se originó como un contra-movimiento de la izquierda estadounidense a la ola conservadora de Ronald Reagan. Pero el verdadero origen debemos buscarlo en Karl Marx cuando escribió su Manifiesto Comunista, en el que quedaba claro que su ideología y su legado se basaban en dos vertientes, en el marxismo económico y cultural. Una prolongación del marxismo cultural llega a nuestros días a través de los filósofos alemanes agrupados en la Escuela de Frankfurt, Horkheimer, Adorno, Marcuse, que allá por la década de 1930, debido al advenimiento del nacionalsocialismo tuvieron que emigrar, y muchos de ellos a EU, formando escuelas filosóficas en varias universidades estadounidenses, así las bases de lo políticamente correcto serían entonces un eslabón del marxismo cultural, un régimen para castigar a la disidencia y estigmatizar a la herejía social, como la Inquisición castigó la herejía religiosa. El signo en común es la intolerancia.

Lo políticamente correcto toma a veces formas absurdas de adoctrinamiento, de censura. El escritor estadounidense James Finn Garner reescribió con ironía, en perfecto estilo PC, los tradicionales cuentos infantiles en su libro Politically Correct, Bedtime Stories, publicado en 1994. Aquí, Caperucita Roja aparece como una nena feminista y decidida, que vive en el seno de una familia alternativa, y el lobo feroz es vegetariano y ecologista, y no mataba ni a una mosca ni a una lombriz.

Instalar un pensamiento único, a través del lenguaje, la imposición de un sistema único de pensamiento es lo que está realmente detrás de lo políticamente correcto y sus adeptos. Pero la sociedad americana ha demostrado, una y otra vez, su fortaleza de actuar contra virus totalitarios dentro y fuera de sus fronteras. Ojalá en esta ocasión también luche por un debate vigoroso y abierto de ideas, condición sine qua non para el desarrollo de la democracia, enfrentando a tiempo la dictadura de lo políticamente correcto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código