EL MALCONTENTO

Las prioridades de súper 99: Paco Gómez Nadal

Hay algunas cosas que deberíamos haber aprendido después de los casi tres años y medio de la administración Martinelli. Cuesta acostumbrarse a las prioridades de este revendedor reconvertido en mandatario twitero y, por eso, uno sigue sorprendiéndose y –en contra de los consejos de mi psiquiatra– criticándolo.

Es evidente que la agenda presidencial es compleja. Eso es comprensible si no fuera por las prioridades que mandan a la hora de configurarla. No tuvo tiempo el presidente para sentarse en la mesa de negociación de Colón tras la brutal represión de sus tropas de choque militares en la abandonada provincia. Es lógico. Primero, porque sabía que se exponía al repudio de una parte significativa de la población. Segundo, porque esa mesa de negociación no va a negociar nada. Martinelli siempre hace lo mismo: primero palo, después zanahoria y nada más.

De hecho, puso a uno de sus ministros títere a negociar mientras retiene el as en la manga: 21 civiles detenidos en cárceles inhumanas donde no merece pasar 24 horas ni el peor de los criminales. Esa era otra de sus prioridades: las cárceles. Prometió de todo y para todos. Nuevas cárceles, cárceles modulares y un discurso de reinserción no creíble defendido por una de sus secuaces más fieles y más falsas, la ahora alcaldesa Roxana Méndez. Las cárceles no se hicieron porque las coimas no funcionaron bien y a la justicia de Italia le dio por investigar, eso tan escaso en la justicia panameña.

Cuando de negocios se trata Martinelli se convierte en súper 99, un antihéroe antipopular emergido de los estantes de su imperio y dispuesto a incrementar de forma sustancial su fortuna a costa del país que dice gobernar como un administrador y que administra como un tendero angurriento.

Otra de las prioridades de Ricardo Martinelli, alias súper 99, es inaugurar obras que algún día terminará. No puede ser cualquier obra, porque en esta faceta los dos personajes, el Presidente y el antihéroe, se funden en uno. Así, al mismo tiempo que propone y dispone megainfraestructuras casi nunca muy pensadas, pero donde se mueven muchos millones de balboas, calcula los tiempos para que todo cuadre hacia el año 2014. Le da igual que la ciudad de Panamá sea un caos, le importa poco el patrimonio de la humanidad que dejará de atesorar San Felipe, da igual si el metro cambiará nuestras vidas o no... lo importante es inaugurar todo antes de las próximas elecciones (como Mireya y su puente peatonal sobre el Canal) y que el cemento tape a los muertos y represaliados del Martilenato.

En estos días también hemos podido observar que no importa mucho que el Estado funcione o no, si hay un partido de fútbol que acompañar. Pan y circo para el pueblo a precios para la élite. Pero para eso está la televisión, que acompaña y democratiza el espectáculo. Si sumamos a los 500 mil balboas aportados por la ATP y a los 100 mil dólares de estímulo a la selección nacional el costo de media jornada de trabajo de todos los funcionarios del Estado en Panamá y Colón, me temo que la entrada general que pagó Panamá por este juego fue de escándalo. Pero es una prioridad del Gobierno nacional “promover y fomentar el desarrollo de la cultura física”... ya saben.

Por último, también tenemos claro que la prioridad de Martinelli es viajar. Descubrió, gracias al solio presidencial, que viajar como lo hacía su predecesor es más que bueno para Panamá y, en especial, para él mismo. Por eso se marchó a Cádiz, a compartir con un rey achacoso y con un puñado de presidentes presentes (y los más importantes ausentes) una Cumbre inútil de la que la metrópoli quiere sacar más negocio (si es que eso es posible) en estos países nuestros acostumbrados a ser esquilmados. Como siempre, para que a uno le roben de forma tan descarada hace falta la colaboración de la élite criolla de siempre que, en el camino, siempre aumenta su patrimonio.

Martinelli dijo en campaña electoral que él no llegaba a maquillar la realidad sino a solucionar los problemas de fondo de Panamá. Es evidente que el fútbol, los túneles y los viajes son el fondo de los fondos que ningún panameño podrá encontrar jamás. El día que las prioridades del poder coincidan con las del pueblo... ese día... volveré a creer en estos políticos. Me siento a esperar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código