Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

EDUCACIÓN

El verdadero propósito de las universidades: Alberto Valdés Tola

En Panamá, para hablar sobre educación superior de prestigio, hay que referirse a la Universidad Tecnológica, a la Universidad de Panamá y a la Universidad Especializada de las Américas (estatales), y a la Universidad Santa María la Antigua y la Universidad Latina (entre otras privadas). Opinión esta que ha sido reforzada por el proceso de evaluación y acreditación externa. Ahora bien, la pregunta es si estos centros académicos han tenido alguna influencia en la sociedad o tan solo han sido, como a primera vista se vislumbra, vetustos organismos e instituciones de reproducción académica e ideológica, sin ninguna injerencia en la vida del país.

En 1798, el filósofo Immanuel Kant publicó El conflicto de las facultades, libro en el que sostenía su tesis, basada en los principios de la ilustración, de que las universidades deben ser cabildos democráticos en los que no debe faltar el espíritu crítico y reflexivo, y donde los intelectuales deben pensar y repensar su mundo más allá de las prerrogativas institucionales o del Estado para generar no solo un mayor progreso de las ideas, sino de la misma sociedad y humanidad en su conjunto. De esta forma, las universidades públicas y privadas deberían ser espacios públicos para el debate científico y político de distintos problemas y complejidades.

En los tiempos de Kant (finales del siglo XVIII) él veía el conflicto que generaban algunas facultades (teología, derecho, medicina), y el orden estatal en cuanto a la autonomía y el ejercicio libre del pensamiento en aras del progreso. Ahora, aunque parezca curioso, la dificultad de la academia se instala en el mismo espíritu universitario. Lo que se evidencia tanto en la desidia en cuanto a hacer ciencia (realizar investigaciones fijadas en las necesidades de entender algún aspecto problemático de la realidad social), como en el propio proceso de enseñanza y aprendizaje que le propone a los futuros profesionales e intelectuales la reproducción y asimilación de saberes, sin un claro anclaje pragmático. En otras palabras, no se les enseña a pensar y cuestionar su mundo, solo a aceptarlo y legitimarlo. He aquí una de las razones del deficiente rendimiento escolar a todos los niveles, pues los profesores y estudiantes no se perciben a sí mismos como generadores de conocimiento (científicos), sino como simples reproductores.

Entendamos que las universidades no son solo instituciones a las que se va para obtener un diploma, sino para crear comunidad científica; no solo para absorber y reproducir conocimientos, sino para crearlos o hacer ciencia (que es lo mismo). Por ende, se debe ir a la universidad para educarse y para transformar nuestra existencia, como individuos idóneos, tolerantes, responsables y críticos de nuestro mundo. De esta forma, tienen la obligación de construir, debatir, proponer y transformar tanto el espíritu o racionalidad de la sociedad como el mismo escenario socioestructural en que vivimos. Lo que sería su noble propósito como instituciones del saber.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código