FUTURO LOGÍSTICO

Sobre el puerto de Corozal: Salvatore Bacile Ladaris

Sobre el puerto de Corozal: Salvatore Bacile Ladaris Sobre el puerto de Corozal: Salvatore Bacile Ladaris
Sobre el puerto de Corozal: Salvatore Bacile Ladaris

En el mes de noviembre de 2015 la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) lanzó el proceso público e internacional de precalificación para la eventual licitación de la concesión para el diseño, construcción y operación de un puerto de trasbordo de contenedores en el área de Corozal oeste. Este proceso debe culminar en el segundo semestre de 2016, con la adjudicación de un contrato de concesión a favor de alguna de las varias empresas internacionales que mostraron, de manera formal, su interés durante la etapa de estudio de mercado.

Con la concesión de este puerto, la ACP pretende iniciar un ambicioso proceso de diversificación para la explotación de nuevas actividades comerciales adyacentes, complementarias o conexas con la operación del Canal, como puertos, parques logísticos, reparación de buques, terminales de gas licuado, etc., que vienen a generar nuevas opciones de crecimiento, utilizando en forma óptima las riberas de la vía interoceánica, conforme al marco jurídico especial de la ACP.

La ACP estima que bajo el esquema de concesión diseñado para este primer proyecto, el nuevo concesionario de este puerto deberá invertir más de mil millones de dólares para su construcción total, a través de dos etapas; crear más de 3 mil empleos directos, y generar ingresos para el Estado panameño de hasta 100 millones de dólares anuales, cuando esté operando a su máxima capacidad.

Mucho se ha hablado sobre las facultades de la ACP para incursionar no solo en el negocio portuario, sino en otras actividades complementarias al tránsito de buques, como las citadas; sin embargo, quienes promueven esta discusión dejan de lado u olvidan que ese debate ya se dio durante la década de 1990, cuando tras un amplio diálogo nacional sobre el futuro del Canal de Panamá, una vez revirtiera a manos panameñas, se tomó la decisión de elevar la creación de la ACP a la Constitución Política y otorgarle a ese nivel, en forma privativa, no solo la operación del Canal, sino el desarrollo de servicios conexos y complementarios al tránsito de buques.

A pesar de lo anterior y en detrimento, no solo del acuerdo que ya se vio materializado a través del Título XIV de la Constitución Política, sino también de la oportunidad que tenemos los panameños, una vez concluido el Canal ampliado de abocarnos con seriedad y planificación al desarrollo de una serie de actividades en las riberas del Canal, que lleguen a potenciar nuestra capacidad de generar ingresos adicionales significativos y promover el desarrollo logístico de nuestro país; nos encontramos con la oposición de un grupo limitado de detractores que pretenden frenar no solo el proyecto de Corozal, sino el desarrollo futuro de actividades conexas.

Llama la atención que este grupo se encuentra liderado por un solo agente del mercado extranjero, que tiene intereses en la actividad portuaria; que durante todos sus años de operación solo ha aportado exiguos dividendos al Estado panameño; que se ha negado a participar en el concurso público internacional de licitación convocado por la ACP y que, por el contrario, ha solicitado que esta área le sea otorgada en forma “directa” y sin acto público; y que además, cuenta con el apoyo irrestricto de ciertos diputados de un partido político específico que, curiosamente, representan las circunscripciones electorales, en las que dicho agente del mercado realiza sus operaciones. Ellos se han dedicado, mediante el uso de su fuerza política, a mal informar a las comunidades aledañas sobre el desarrollo de este puerto.

Los panameños no podemos ver truncadas las esperanzas de desarrollo futuro que les ofrece a nuestros hijos el desarrollo de las áreas canaleras que fueron objeto de tantas luchas generacionales, solo por el egoísmo y los intereses comerciales de un agente extranjero. Menos ahora, en esta nueva etapa de nuestra historia con la entrada en operación de un Canal ampliado.

Las oportunidades son enormes y solo diversificando los negocios del Canal de Panamá y consolidando, con ello, nuestra posición geográfica, podremos mantenernos vigentes, como un eslabón esencial en el comercio marítimo internacional. Es hora de cerrar filas y velar, con celo, el desarrollo futuro de nuestro Canal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código