CARENCIAS

¿Dónde quedó la institucionalidad social?: Alexander A. Alleyne B.

Los errores conceptuales en los campos de intervención tienen un alto costo, reflejando una acentuación de los problemas sociales con el transcurrir del tiempo. Los recientes incidentes dejan al descubierto el descalabro institucional, y la imposibilidad de prevenir y mediar en algunos conflictos de complejas profundidades.

Es por ello que la importancia sobre el conocimiento y abordaje de los fenómenos sociales deben ser fortalecidos, dada la gravísima situación de la institucionalidad social en Panamá.

Las carencias van desde el conocimiento raizal de los fenómenos, hasta el desarrollo de las acciones (planes, programas, intervenciones u otros mecanismos). El tránsito por esta avenida resulta traumático para los actuales regentes del tema social, de allí que sus soluciones nacen de una visión intencionalmente engañosa, donde pareciera ser que una bolsa de comida es considerado un factor de mejora en las condiciones de pobreza.

En el año 2005, y bajo el objeto de robustecer y desarrollar una institución social con carácter comparativo en la región y para beneficio de la población, se reorganizoó el Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia, y se dio paso al Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Más allá de un cambio de nombre, lo que se buscaba en perspectiva era convertirse en la institución de mayor importancia a nivel gubernamental para el logro de un cambio en las condiciones sociales estructurales en la sociedad, a través de la rectoría de las políticas sociales del país.

Hoy, es evidente la inmovilización de esta institución, su ejecución está centrada en programas insostenibles a largo plazo, así como en la inexistencia de un desarrollo e implementación de una política social incluyente, entre otras deformaciones institucionales.

Se aplaza el abordaje integral de los fenómenos sociales o se abordan con aquello que bien saben hacer, no se encuentra un accionar con capacidad de incidir en los fenómenos que afectan a una masa considerable de ciudadanos.

Los panameños necesitan una institución social con perspectivas claras y apego a la realidad, con capacidad de conocer, proponer y resolver.

El Mides de hoy se encuentra distante de ello, y sus acciones son impulsadas por otros objetivos, en contraste con el anonimato solidario que debe enmarcarla.

El ritmo que marca esta institucionalidad social, nos apunta a ser el trampolín de futuras candidaturas, en lugar de señalar la ruta de un cambio en las condiciones sociales de Panamá.

Hoy, caminamos con paso firme y marcha segura, hacia una agudización de los problemas sociales. Si no somos capaces de dinamizar nuestras instituciones, estamos condenados al retroceso o rezago de los logros alcanzados en temas como el combate a la pobreza, nutrición, atención de las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad, ente otros.

Aquellos países con grandes conquistas en lo social, tienen un denominador común: instituciones sociales capaces de resistir a los cambios de gobierno, una ciudadanía empoderada de las políticas, estrategias, programas y/o acciones, entre otros elementos. Cabe este espacio para reflexionar, ¿qué estamos abonando en lo social?

Es imprescindible mojar las raíces de nuestras instituciones en una visión de largo plazo para mejorar la realidad social de los ciudadanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código