DECISIÓN CIUDADANA

La reelección en Panamá: Delfo A. de Lora Rivera

La reelección es un hecho en muchos países democráticos del mundo, por ejemplo, en Estados Unidos de América donde el pueblo acaba de reelegir al presidente Barack Obama para un segundo período. En Colombia, Álvaro Uribe se reeligió dos veces, pero el pueblo le dijo no a una tercera vez. También en Francia el Presidente puede volver a postularse para el cargo, y el anterior gobernante intentó reelegirse, pero el pueblo francés le dijo no.

Creo que en todo país democrático, si el Presidente ha hecho un buen trabajo o, mejor aún, un excelente trabajo, tiene el derecho de tratar de reelegirse una sola vez para concluir su plan de gobierno, y el pueblo tiene derecho de votar a favor con toda libertad, si así lo decide en forma democrática.

No creo en la reelección más de una vez, pues se puede caer en una dictadura de hecho, como es el caso de Venezuela con Hugo Chávez. Aquí los políticos que se manifiestan completamente en contra de la reelección de Martinelli aplauden la “democracia” de Venezuela e incluso actuaron como observadores internacionales en las recientes elecciones de ese país, en las que Chávez volvió a reelegirse como por cuarta vez (ya perdí la cuenta), catalogando estas elecciones como “limpias, cristalinas y democráticas”. Hay que ser cara dura y tener un doble discurso.

El presidente Uribe de Colombia, en mi opinión uno de los mejores y más queridos que ha tenido ese país, fue acusado por sus opositores de querer perpetuarse en el poder porque se reeligió dos veces e intentó una tercera vez. En el caso de ese hermano país se puede hacer una excepción, porque cuando Uribe llegó al poder, Colombia estaba sometida por la guerrilla y el narcotráfico. También, la economía estaba por el piso. Él inició la obra para liberar a Colombia de estos flagelos, para incrementar la economía y consolidar la democracia. Su obra quedó inconclusa, pero, gracias a Dios, el actual presidente Juan Manuel Santos, antiguo ministro de Defensa de Uribe, la ha continuado.

Pero, en un país en el que no existen estos problemas, no se justifica la reelección más de una vez, a no ser para implantar un socialismo del siglo XXI (comunismo disfrazado) en contra de la voluntad de casi el 50% de la población que se manifiesta abiertamente y de otro tanto que no se manifiesta por miedo, como es el caso de Venezuela. Leer mi artículo “Peligro, segunda parte” (18/5/2007).

Aquí en Panamá, el solo hecho de hablar de reelección es para los políticos de oposición y sus aliados como mencionar al “cuco”. Pero estos son los mismos (sobre todo el PRD y sus aliados) que patrocinaron la reelección de Ernesto Pérez Balladares. Lo que antes era bueno para el PRD, Pérez Balladares y, según ellos, para el país, ahora es malo con el CD y Martinelli. Dicen que el “pueblo” le dijo “no” a la reelección y que “según sus encuestas” el “pueblo no la quiere”.

Creo que –como siempre– dicen verdades a medias y hasta mentiras. Cierto es que el pueblo le dijo “no” en un plebiscito, a la reelección de Pérez Balladares y a la instauración de una dictadura de partido –tipo PRI de México por parte del PRD– por sus antecedentes dictatoriales en nuestra historia (ver mi artículo “Crónica de una dictadura anunciada” (3/11/1997). Es falso que ellos representan a todo el pueblo. En el caso de Martinelli y la alianza de gobierno, la situación real es muy distinta a la demagogia, mentiras y verdades a medias de la oposición, que le tiene pánico a una posible reelección de Martinelli. Las promesas cumplidas y los logros reconocidos a nivel mundial a solo tres años de gestión gubernamental hablan por sí solos. Aparte de esto está el derecho soberano del pueblo de decirle “sí” o “no” a la reelección, cualquiera que sea el vehículo legal que se adopte para esta consulta ciudadana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458