RECLAMOS

La represión como respuesta: Victoriano Rodríguez Santos

“La obligación de un gobierno es luchar contra la pobreza, no contra los pobres” (anónimo), sin embargo los pueblos latinos y otros, incluido Panamá, parecen destinados a ser pisoteados, maltratados, humillados, perseguidos y acosados por quienes manejan el poder económico y político.

Nuestros gobiernos aplican programas clientelistas, para manejar mejor y en todos los sentidos la forma de actuar y hasta de pensar de la clase media y baja. Los pueblos latinos somos de origen noble, nuestra naturaleza autóctona, de lucha en defensa de los intereses populares y de la nación fue ultimada, primero por los españoles en las colonizaciones, bajo el atropello, esclavitud y asesinatos que nos hicieron serviles y obedientes, dejando a un lado nuestra cultura patriótica y guerrera.

Algo similar sucedió en Panamá, con su posterior unión a Colombia, para luego quedar entre las garras del águila estadounidense de la que aún somos presa.

A los gobernantes les preocupa poco si las comunidades urbanas o rurales tienen agua potable o si la toman de los ríos, y si cuentan con electricidad y letrinas. Ellos consideran que con entregar becas universales y bonos de “120 a los 65” se soluciona el hambre y la miseria.

Pero, sin desarrollo no hay calidad de vida. No son los centavos que regalan los que hacen a las comunidades mejores, sino los mecanismos como el respeto, la honestidad y el desarrollo, mediante los programas de salud, agua potable, escuelas y caminos de penetración.

Es necesario crear centros de salud, escuelas y acueductos rurales, con mantenimiento preventivo y programado, así como caminos rurales y calles asfaltadas, pero esto es casi imposible, porque la naturaleza de los gobiernos es crear necesidades y mantener el clientelismo político para las elecciones cada quinquenio.

Quizás esa es parte de la visión de pro hombres como Alberto Betito Quirós Guardia (q.e.p.d.) y de tantos ilustres, verdaderos héroes panameños, que nos anteceden ante el Señor, cuyo ejemplo impiden guindar los guantes a quienes aspiramos a un mejor país y, muy por el contrario, nos obliga mantener la lucha sin cuartel en defensa de la población desprotegida.

Los pueblos claman por agua, los niños y docentes exigen aulas escolares, los aborígenes reniegan de las hidroeléctricas por el daño que causarán a sus tierras, al medio ambiente y que agravará la escasez de agua, en las ciudades la población protesta por el exceso de basura en las calles y la falta de agua potable... y la única respuesta que se recibe ante estos reclamos es el envío de antimotines.

Vivimos en zozobra constante, pero con adormecimiento mental. La responsabilidad permanece amalgamada en nuestro yo interno, porque: “Los pueblos que eligen corruptos no son víctimas, son cómplices”.

¡Dios te salve, Panamá!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código