VIOLENCIA

Una respuesta desacertada: Jaime Cheng P.

Las cifras y datos estadísticos que sobre la criminalidad ofrece el Ministro de Gobierno y Justicia, cada vez que su gestión es cuestionada, parecen extraídas de otro contexto o realidad.

Como hábito personal, realizo lectura de los periódicos locales a diario y de manera sistemática observo crímenes de distinta naturaleza. Las ejecuciones, incluso de menores, se han convertido en el pan nuestro de cada día. La violencia intrafamiliar que ciega la vida de concubinas y hasta las madres de estas se suman a los informes sobre homicidios locales.

En el área urbana del distrito de Panamá se han protagonizado balaceras a plena luz del día y hasta hubo una ejecución dentro de un autobús a una hora y ruta bien concurrida. Los detenidos en centros de reclusión han protagonizado fugas en las narices de los custodios y hasta resultaron muertos por quemaduras jóvenes infractores del centro de cumplimiento en un episodio aún no concluido.

Realmente, no sé de dónde extrae la información el Ministro de Gobierno y Justicia, cada vez que señala que el crimen en Panamá está disminuyendo y estamos en un estado de mayor seguridad.

En primer lugar, cuando se hace un pronunciamiento que tiene perfil estadístico se tiene que citar una fuente y la misma tiene que estar versada en estudios de carácter científico. Si la aseveración no presenta esta cualidad, sencillamente se está especulando sobre un hecho y la especulación contribuye a la desinformación. Al parecer, la tónica de algunos funcionarios cada vez que se enfrentan a hechos de impacto o cuestionamientos que involucran información cuantitativa recurren a respuestas más de carácter político que desvirtúa el problema en sí.

La respuesta que el ministro Mulino ofrece a la comunidad china en Panamá, sobre el crimen de cinco jóvenes miembros de este grupo, es realmente desacertada. Su intención fue minimizar el hecho, calificándolo de “caso aislado”, pero aislado ¿de qué? Será de la otra naturaleza de crímenes, que ocurren en nuestro país a diario. O debo entender que los ajusticiamientos, guerra entre pandillas y crímenes conyugales ya son parte de nuestra cotidianeidad.

El secuestro y asesinato de los jóvenes de origen chino en La Chorrera no sucedió en un solo día, sino de forma escalonada y en fechas distintas, y tengo entendido según información vertida por familiares de estos jóvenes en medios de comunicación de que la policía estaba al tanto. La manifestación en La Chorrera repudiando este hecho es un clamor popular que pide una seguridad no de carácter coyuntural, sino sistemática y organizada.

Si la policía tiene registros sobre el índice de secuestros y crímenes en Panamá, debe divulgarlos siguiendo un procedimiento de carácter profesional y sin tintes políticos. Ya que no reconocer los errores y pedir disculpas por ello es un acto de soberbia; y hablar sin fundamentos utilizando tonos personalizados es falta de seriedad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código