SOLIDARIOS

La reunificación de Panamá: Anabella Dex

A raíz de la caída del muro de Berlín el 8 de noviembre de 1989, y de la posterior adhesión de la Alemania oriental (República Democrática Alemana-RDA) a la Alemania occidental (República Federal de Alemania-RFA), el 3 de octubre de 1990, hecho comúnmente conocido como la reunificación, se emprendió un proceso sin precedentes en la historia con el fin de democratizar a la ex RDA y llevarle el progreso económico y social alcanzado por su vecina occidental, dándole perspectivas a todo un pueblo cansado y oprimido por décadas de represión comunista, pero que nunca perdió las esperanzas, y que de hecho promovió su propia liberación. Este proceso ha sido complejísimo y para nada un camino de rosas, porque involucró aspectos monetarios, culturales, de infraestructura, salud y educación a una escala y costos monumentales. Hoy, 22 años después, Alemania puede estar orgullosa de lo logrado hasta ahora.

Un aspecto decisivo para poder hacer frente a los inmensos costos fue la creación del llamado “recargo de solidaridad”, que estableció diversos tipos de transferencias de capital de los estados occidentales de Alemania hacia los estados de la antigua RDA. Me gusta mucho la palabra “solidaridad” en este tipo de impuestos, porque de eso es que se trató siempre.

Volviendo a nuestra patria, la situación de Colón y la de otros lugares muy desfavorecidos en Panamá no se arregla ni por un tuit ni por entrevistas en la televisión ni con artículos de periódicos, y mucho menos con gente mala fe que quiere aprovecharse de las circunstancias para su propio beneficio. Yo pondría en la cárcel a estos últimos, pero eso no viene al caso ahora.

Señores, si verdaderamente queremos que Colón y otros lugares progresen, si anhelamos ser un solo país donde todos tengamos las mismas oportunidades, donde no haya razón para que el país se paralice y donde podamos vivir en paz, tenemos que ser solidarios económicamente con las regiones desfavorecidas como Colón.

No es posible que una calle, un barrio, un río o una montaña dividan al país entre los que pueden llegar a realizar sus sueños y los que no llegan ni a la pesadilla. La Zona Libre de Colón debe solidarizarse con sus vecinos colonenses. Primero, porque tiene la obligación moral de hacerlo, y segundo, porque le conviene también, ¿o es que las pérdidas de los últimos días no fueron suficientes?

El Gobierno debe aprovechar la bonanza económica para homogeneizar al país. Todos somos panameños, con derecho a tener la misma calidad de agua, salud, educación, infraestructura y seguridad social. Aquí no debe haber ciudadanos ni regiones de primera, segunda ni tercera categoría. En el siglo XXI y con nuestro alto nivel de crecimiento económico esto no es aceptable.

Todos debemos poner nuestro grano de arena. Dejemos de echarle la culpa a otros. Empecemos un nuevo camino para reunificar a Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código