PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA

El rompecabezas de la economía: Luis Alberto Morán A.

El rompecabezas de la economía: Luis Alberto Morán A. El rompecabezas de la economía: Luis Alberto Morán A.
El rompecabezas de la economía: Luis Alberto Morán A.

Para poder armar el rompecabezas de la economía hay que imaginar que cada una de las piezas somos nosotros, las personas. Y cuando unimos todas las piezas, estamos agrupándonos como sociedad, transformando la realidad de lo existente y lo cotidiano de la vida por lo nuevo y diferente, lo cual le hace bien a cualquier país.

En la pasada iniciativa mundial conocida como Pecha Kucha, que se lleva a cabo desde hace algunos años en Panamá, tuve la oportunidad de compartir ideas con expertos de diversos campos de estudio, a la vez de invitar a todos los presentes a imaginarnos este rompecabezas en nuestras vidas, teniendo un pensamiento fuera de la caja y saliendo de nuestra zona de confort.

Partamos reconociendo que la economía es más que ecuaciones, números y situaciones abstractas. Esta implica cosas de la vida cotidiana y nos enseña que los recursos son limitados, por lo que tenemos que hacer buen uso de ellos para satisfacer necesidades ilimitadas.

Siempre enfrentamos decisiones económicas –desde que somos niños hasta que nos convertimos en adultos mayores–, como qué pedir, comprar e incluso qué desear. Pensemos en el mayor beneficio y a la vez reconozcamos que todo tiene un costo. Pensar en lo que cuestan las cosas se convierte en uno de los principios clave de la economía. De ahí es que surge la frase: “No existe un almuerzo gratis”. Todo cuesta, desde el almuerzo al que te invita una persona amiga hasta la infraestructura que se lleva a cabo en tu país, alguien siempre paga por ello. En muchos casos los ciudadanos corremos con ese costo, por eso velemos para que el gasto involucre el mayor beneficio posible.

Para continuar armando el rompecabezas debemos seguir un instructivo clave que establece que “no” podemos ser cortoplacistas. La economía enseña que hay diferentes momentos y períodos para consumir lo que tenemos. No podemos gastarnos todo en el momento; en el corto plazo, hay que considerar el mediano y largo plazo. Incluso los países tienen que esperar, no pueden invertir todo en el corto tiempo, pues esa decisión tendrá un costo posterior.

Si te suena familiar hablar de costos y beneficios a nivel individual y empresarial, imagínate en el plano del Estado. Cuando cada individuo hace buen uso de la economía, se logra como grupo hacer que las cosas funcionen mejor. Cuando las sociedades se agrupan, se apoyan y colaboran entre sí, se vuelven naciones prósperas que alcanzan el desarrollo.

Comparto contigo el caso de Irlanda y su conocido “Milagro del Tigre Celta”. Irlanda pasó de ser un país pobre en la década de 1980, a convertirse en una nación desarrollada en la década de 1990. Los hizo al armar el rompecabezas y unirse como sociedad para decidir el camino a seguir, pensando a largo plazo. Y es que la economía es más que períodos de gobierno, es el gran plan de un país.

Si el ejemplo de Irlanda no te convenció, permíteme compartir otro caso de éxito y de uso de recursos de manera eficiente, que involucra a Haití y Corea. En la década de 1950, Haití le prestaba dinero a Corea para su apoyo y recuperación. Ahora, cuando se observan las fotos de estos países, vemos que Corea logró hacer buen uso de sus recursos y alcanzar el desarrollo, pero Haití aún no logra salir de la pobreza. Esto en gran parte por el bajo nivel de sus instituciones, de su democracia, su escasa gobernabilidad y competitividad, y por la corrupción y la falta de transparencia.

Las decisiones económicas corresponden a todos los países, y deben tomarlas siempre pensando en las nuevas generaciones. Conlleva planificar de forma estratégica en qué invertir como nación; si es mejor la infraestructura de calles y puentes o la inversión de calidad en la educación, que reduce los niveles de criminalidad, la violencia y la delincuencia.

Nuestras naciones tienen que ver a futuro el rompecabezas, pensar que los centros de las ciudades son importantes, pero también lo son el campo y las provincias. Invertir en el campo brinda estabilidad económica y social a los países, así como invertir en salud previene enfermedades importantes como la obesidad, hipertensión, diabetes, etc.

No quiero decir que el individuo o el país deben dejar de gastar. Recomiendo que siempre que gastemos, lo hagamos de forma eficiente. Que pensemos a largo plazo y siempre en el mayor beneficio que podemos lograr. ¿Por qué conformarnos si podemos hacer las cosas mejor?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código