INVERSIÓN SOCIAL

Más seguridad que educación: Abdiel Barranco C.

Si cada uno de nosotros tuviésemos la oportunidad de elegir entre un policía y un educador para que se encargara de nuestros hijos, a ¿quién elegirías?

Esta pregunta pareciera tener una respuesta obvia y sí, como Nación, durante muchos años hemos elegido al policía para cumplir esta misión, ya que nuestra sociedad poco a poco ha cambiado el enfoque de sus prioridades a futuro, por lo que ahora nos vemos en la necesidad de exigir más seguridad, que una mejor educación.

Independientemente de la teoría, esto que parece una conspiración, no es más que el fracaso de todas las políticas gubernamentales enfocadas hacia el sector educativo y dado el estado de negación en el que nos encontramos. El presupuesto en este sector sigue siendo más que una inversión, un verdadero gasto, el cual no responde a las exigencias o realidades actuales de los sectores productivos o las futuras necesidades del país o del mundo.

Todos los que en este país vivimos, invertimos en seguridad: alarmas antirrobo, rejas, cajas fuertes, armas, cámaras de vigilancia, personal de seguridad del edificio, garitas y retenes en las barriadas, puertas de hierro reforzadas, entre otras cosas, lo cual no es poco. Ahora sumémosle lo que invierte el Estado, desde la “prevención”, vigilancia, investigación, elaboración de expedientes, detención, enjuiciamiento, manutención de los reos, tecnología o espionaje, cambio de flota de las patrullas y un sinnúmero de recursos más.

En la otra cara de la moneda, la inversión en una verdadera educación dista mucho de tener un capital de inversión y efectiva ejecución similar al de seguridad, esto nos demuestra que hay un serio desbalance en lo que actualmente estamos haciendo por el conocimiento y nuestro futuro como país.

Con esta obvia realidad, la que ha sido analizada y planteada por oenegés e instituciones locales e internacionales, actualmente se siguen haciendo esfuerzos por mejorar los procesos docentes, pero aun así no existe un norte definido, en donde todos los agentes involucrados directa o indirectamente depongan intereses particulares y como país definamos una estrategia integral, en la que maximicemos todo nuestro potencial y cambiemos la necesidad de seguridad por la de instruirnos.

En este aspecto, para lograr un verdadero cambio en la educación, la base votante de la sociedad tiene que entender y exigir en la próxima campaña electoral que el tema educativo sea la prioridad del Estado panameño, pero no para seguir construyendo más escuelas, sino para invertir en el recurso humano, el cual está desfasado, desmotivado y desorientado con respecto a las necesidades del país y los sueños de los que vienen creciendo.

No será fácil convencer de esto a quienes no tienen qué poner en la mesa y más, si hay un político que mesiánicamente se convierte en la “solución” de un corregimiento o del país, pero de seguir así, no habrá quimioterapia que elimine el cáncer de la corrupción y el “juega vivo”, al cual nos acostumbramos, solo por hacer una selección equivocada entre un policía y un verdadero educador.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código