COMPRAS

La seguridad de los medicamentos: Guillermo Santamaría

Se veía venir, una campaña mediática intensa, para socavar la acertada decisión de la Caja de Seguro Social (CSS) de exigir certificados de Emea/FDA, como doble rasero para elevar el grado de certeza de la calidad de los medicamentos de alto riesgo, los biológicos y los biotecnológicos. Debido a las consideraciones de uso/implicaciones, es necesaria e imprescindible dicha solicitud.

La ley que priva para la adquisición de medicamentos e insumos es la 51 de 2005, y la que arguyen los detractores es la Ley 1 de 2001, pero de manera supletoria, es decir, aquellos que la Ley 51 no aborda. Pero, en el capítulo IV de la Ley 51 (artículos del 62 al 76), trata lo concerniente a la contratación y adquisición de obras, servicios y bienes.

Nos concentraremos en el Art. 62, que versa sobre los principios de transparencia en la contratación pública, y que enumera 7, pero que los proveedores de medicamentos a la carrera, o sea, aquellos que no representan a ningún laboratorio, mandan a fabricar a la carta, una vez se le otorgue la licitación. Esto es promoción de la más amplia competencia en las compras y precios más favorables, pero olvidan la garantía de calidad. Veamos:

Hasta la fecha ha prevalecido el precio más bajo, pero pregunto: dada la experiencia vívida con los actos de precios únicos, ¿se han hecho estudios de “farmaeconomía” para saber si los millones invertidos tuvieron los efectos terapéuticos esperados? ¿Se hubiese logrado una mejor respuesta terapéutica con un sustituto, con mejor calidad?

El precio favorable va aparejado de manera ineludible con garantía de calidad, ¿no es lo que busca a toda costa la CSS, solicitando los certificados de Emea/FDA, en vista de las características farmacológicas de este segmento de medicamentos? Si sus productos son tan buenos, como pregonan, ¿por qué no cuentan con estos certificados? ¿O solo son buenos para los pacientes del tercer mundo, como nosotros?

Arguyen que con este requerimiento, el de los certificados, se atenta contra la promoción de la más alta competencia. Pero, señores, ustedes saben que en este nicho de mercado no son todos los que pueden participar, debido a las consideraciones de especificidades técnicas.

El artículo 2 de la Ley 51 de 2005 enuncia, entre otras cosas, que la gestión de la CSS será eficiente. Es decir, hará el mejor uso de los recursos, y en los actos –en especial el muy publicitado, con los requerimientos de los certificados Emea/FDA– se buscan precios favorables con garantía de calidad, lo que conlleva un alto grado de certeza de seguridad, enmarcado en la farmacoeconomía, medicamentos que maximicen la respuesta terapéutica a un menor costo del tratamiento.

En lo sucesivo, la CSS puede hacer uso del Art. 66, que habla de la precalificación, para servir de tamiz para la eficiencia de los actos de precio único.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código