APORTES AL CAPITAL SOCIAL

¿Para qué sirve el Canal?: Juan Planells

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205C1Jsjv.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205C1Jsjv.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205C1Jsjv.jpg

Nunca ha sido fácil que en Panamá se reconozca el crédito justo por las buenas obras propias, aunque estas tengan todo el mérito que lo justifique. Ya los filósofos estudiosos del ser panameño han incluido como virtud que es parte de la cultura nacional, una humildad casi franciscana. Esta austeridad que se convierte en complejo, por lo exagerada, suele ser compartida con una disposición a ser deslumbrados por cualquier cosa que hacen los demás, alabándolas más allá de lo sensato.

Por ello resulta necesario aprovechar todas las oportunidades que se nos presenten para analizar aquellos logros sobresalientes que se han acumulado a lo largo de la historia, y que permanecen semiocultos, como una memoria sin contar. Nadie aspira a inflar el ego con una extremada dosis de vanidad, pero sí a reconocer con justicia lo que se hace bien y se considera como un importante aporte positivo a la humanidad.

Los panameños tienen sobradas razones para sentirse orgullosos de lo que se ha logrado. Este es uno de los pocos pueblos que después de los conflictos violentos vividos, puede enorgullecerse de “terminar guerreros fragores” cubriendo “con un velo del pasado el calvario y la cruz”, o de rescatar a través del diálogo el territorio y la soberanía que le había sido arrebatada por la potencia más grande del mundo, o de abrir su vientre para beneficio del mundo facilitando la movilidad internacional hacia otros destinos.

En ese sentido, uno de esos logros que resulta oportuno poner al descubierto hoy en toda su importancia, por la celebración de un siglo de existencia, tiene que ver con la administración de la vía de acceso entre océanos. El éxito del manejo eficiente bajo la administración panameña, ha sido ampliamente reconocido por los países del mundo cuyas naves transitan por sus instalaciones.

Los que solo evalúan el resultado de una empresa en términos económicos han insistido en señalar la utilidad del Canal de Panamá por su aporte al fisco que ha ido aumentando con el tiempo. En 14 años de operación de la vía interoceánica en manos panameñas, esta empresa ha inyectado a la economía más de 15 mil millones de dólares entre aportes al Estado e inversiones en su mantenimiento y ha dinamizado movimientos a la economía en otras actividades vinculadas a su operación.

Pero, sin pretender demeritar este acierto, creo que cuando se trata de una empresa pública los criterios de evaluación deben contemplar resultados más vinculados a la justificación social de su actuar, que a lo que deja de beneficio en la recaudación y, por ello, el Canal constituye sin duda una de las instituciones que más ha contribuido al bienestar panameño.

Como empresa líder, ha roto importantes paradigmas sociales que parecían inamovibles y que nos traen esperanza sobre un mejor futuro para la Nación. El primero se refiere a romper el común pensar de que toda empresa pública es ineficiente, echando por tierra argumentos que han sido usados para promover la visión privatizadora frente a la administración gubernamental, acusándola de ser burocrática y politizada. El Canal es hoy una empresa pública y es eficiente.

El segundo paradigma, que se cuestiona con los resultados de la gestión en el Canal, se refiere a la capacidad del recurso humano panameño para afrontar los retos de una empresa moderna. Como expresión de esa actitud de menospreciar las propias capacidades, muchos plantearon en su momento dudas sobre la idoneidad del personal local para manejar la compleja administración de una empresa que debe mantener elevados estándares de calidad, prestando un servicio de nivel internacional. Los hechos han demostrado la falsedad de semejante desconfianza. Con más del 90% de una fuerza laboral nacional, el Canal representa la más clara demostración de que aquí, entre nuestra gente, existen las competencias necesarias para llevar esta empresa a niveles de eficiencia y eficacia que la destacan por encima de modelos similares en el mundo.

El tercer paradigma que se rompe tiene que ver con la connotación negativa con la que algunos empresarios cuestionan la existencia del sindicato en la empresa. El Canal tiene el 96% de sus colaboradores agremiados en 17 sindicatos con cinco representantes que mantienen una relación de respeto y de colaboración, fortaleciendo a la empresa con un ejército de defensores. Aunque existen diferencias que naturalmente ocurren en la relación obrero-patronal, como las que puede tener cualquier empresario con sus suplidores y clientes, hay también instrumentos de negociación poderosos para resolverlas.

El cuarto de los paradigmas que se destruye bien pudiera ser la muestra más clara de que es posible armonizar la construcción de un megaproyecto con la debida protección al medioambiente. La construcción del Canal alteró nuestro relieve orográfico e hidrográfico, dividiendo continentes, combinando océanos y excavando una zanja a cielo abierto, siempre dando muestras de la capacidad de establecer controles que, en muchos otros casos, pretendemos cuestionar para otras iniciativas.

Por lo anterior, consideramos que el aporte del Canal al capital social, como lo definen los sociólogos, supera en mucho al del capital financiero, tiene mayor impacto sobre el bien ser y el bienestar de la población, y permanecerá sostenible en el tiempo sin afectarse por las variaciones del comercio internacional o por el surgimiento de alguna eventual competencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código