ESTRUCTURAS OBSOLETAS

¿El sistema educativo o la expresión de una crisis?: Javier Comellys

Los grandes pedagogos de todos los tiempos han dicho que la educación es un proceso de enseñanza-aprendizaje que va de la mano de la evolución del ser humano. No existen sociedades, pueblos, grupos humanos, tribus, etnias, etc., por más primitivos que sean, en los que no esté presente la educación.

La educación es toda una gama de concepciones, científicas, filosóficas, religiosas y tecnológicas, que constituyen las bases de la idiosincrasia de un país. Algunos estudiosos de esta materia la definen como una totalidad de bienes y vínculos, una red de funciones de producción y reproducción social, un código de lectura y de acción, un tejido de convivencia humana, un enfrentamiento, cuerpo a cuerpo, con la naturaleza y con los demás.

Cuando la palabra se transforma en hechos reales y concretos, nos dicen los grandes pedagogos de la educación, podemos decir con seguridad que hemos enviado el mensaje casi inefable de interpretar y transformar al mundo, pero también de ver el más allá. Todo esto se fusiona en la concepción pedagógica actual, y por lo tanto es, lo que le da sentido de pertenencia a la vida, y al acto educativo; al proceso enseñanza-aprendizaje.

La educación puede ser utilizada tanto como instrumento de liberación, como de dominación, es decir, transformarse en ideología dominante en el marco de las contradicciones sociales, del antagonismo de los grupos económicamente poderosos frente a las mayorías desposeídas del campo y la ciudad.

En otras palabras, la educación debe ser un vehículo para el desarrollo socioeconómico, y no el desarrollo socioeconómico como un vehículo de la educación. Funcionar sobre esta base le acarrearía un alto costo político y social a la gestión gubernamental. Como podemos observar en nuestro país, digno de envidia de otros países vecinos, tenemos edificios monumentales, rascacielos, etc., sin embargo, el pueblo ni con las migajas se queda.

Una desproporción geométrica se observa entre el poder económico (los que más tienen) y los que adolecen de las más elementales necesidades.

La crisis actual en nuestro sistema educativo nos indica que la educación no está funcionando para el perfecto desarrollo integral, material y espiritual del ser humano. Esta última apreciación la observamos durante los 21 años de dictadura militar, cuando el poder autoritario de los militares domesticó a los grupos izquierdistas, intelectuales, poetas, artistas, dirigentes estudiantiles, sindicales; en fin, incursionó en el sistema educativo, cultural, económico y social, arrastrando por inercia las escorias de dicho régimen al proceso educativo actual. La siniestra sombra de la dictadura aún está presente. El resultado lo estamos observando en la actualidad, después de 23 años de gobiernos democráticos, que no han hecho nada por cambiar la obsoleta y vieja estructura ideológica que nos dejó la dictadura militar.

Toda esta situación ha influido en la actual crisis que adolece el sistema, sumado a la cantidad significativa de fracasos escolares todos los años, a la mediocridad de los estudiantes graduados que salen de las aulas, año tras año, sin ninguna esperanza de nada; nos indica que la educación es un barco que navega a la deriva, sin timonel ni horizonte, sin una filosofía e ideología definida.

Como dijera la doctora y pedagoga María Montessori, hay que quebrar las viejas y rígidas estructuras obsoletas de la educación, cambiarlas y reemplazarlas por un sistema que le proporcione a la juventud la experiencia suficiente, el desarrollo de la autoconfianza y la automotivación, adaptación y autoexpresión, así como la capacidad de hacerle frente a la realidad circundante. En definitiva, que contribuya al desarrollo de su personalidad y del país.

Es decir, la escuela nueva debe practicar una educación para la vida en general y, especialmente, para la vida en sociedad. Se trata de una formación total, moral, física e intelectual sin dejar por fuera lo espiritual, lo que pretende que la juventud se forme una conciencia crítica, científica, analítica y no que sea considerada como un objeto más de manipulación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código